El Granada CF, eliminado de la Copa del Rey pese a ganar el partido por 2-1. El Athletic hace bueno el 1-0 de la ida y estará en la final de Copa

Se presentaba una noche histórica en el Estadio Nuevo Los Cármenes para acoger el partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey. Histórico fue sin duda el recibimiento que la afición granadinista brindó a los suyos, inundando de gente prácticamente toda la Calle Pintor Manuel Maldonado. 

En lo estrictamente futbolístico, los primeros compases del partido se desarrollaron con muchas interrupciones y sin juego fluido, tal y como había planeado el técnico visitante Gaizka Garitano. El Granada no conseguía generar jugadas de peligro sobre el área de la portería que defendía Unai Simón. A pesar de esto, el conjunto vasco fue el primero en generar peligro sobre la meta rival. Raúl García con un disparo desde casi 40 metros que se marchó fuera, fue lo más cercano al gol que hubo en los primeros 15 minutos de partido. Las demoras en los saques y el “otro fútbol” desplegado por el Athletic Club de Bilbao hizo que el Nuevo Los Cármenes se fuera encendiendo poco a poco. El peligro del Granada llegó por ambas bandas, donde Machís y Puertas llegaban una y otra vez, colgando centros que no encontraban un rematador que embocara el primero de la noche. En el ecuador de la primera parte llegó el mayor susto para el Granada. En un intento de despeje, Víctor Díaz remató en su propia portería, obligando a Rui Silva a hacer una autentica parada para alejar el peligro de sus dominios. Tras esto, el Athletic dio un paso adelante en el partido y comenzó a generar peligro sobre la retaguardia nazarí. San José primero y Raúl García después tuvieron en sus botas adelantar a los vascos.

Pugna por un balón aéreo entre Germán y Yeray.
Foto: Ana Miñón Rada

El Granada no se amedrentó, se lanzó al ataque y el partido entró en una serie de ocasiones para ambos conjuntos. El Granada tuvo las suyas tras un remate de Yangel Herrera y un Machís que estaba muy incisivo por banda izquierda. Justo al borde del descanso, de nuevo el venezolano Yangel Herrera conectó un cabezazo certero que sacó Williams bajo palos, poniendo en apuros a la zaga del Athletic, que logró mantener el 0-0 con el que se llegó al descanso.

Tras la reanudación, como viene siendo ya costumbre, se desató la locura granadinista. En el minuto 49 y tras un gran envío de Machís desde la izquierda, Carlos Fernández se anticipó a Unai Núñez y consiguió poner el primero de la noche en el marcador, ante un Estadio Nuevo Los Cármenes que se venía abajo. 

▷ Leer  Análisis Granada CF 19/20: Un equipo reconocible para propios e indescifrable para extraños

El Athletic se quedó noqueado con este tanto y literalmente no veía el balón ante un Granada que se divertía y hacía disfrutar a los suyos. Unos minutos más tarde llegó una de las malas noticias de la noche, cuando Yangel Herrera tuvo que ser sustituido por problemas físicos, habrá que estar pendientes de la evolución del centrocampista, pero todo hace indicar que es algo muscular.

Los jugadores del Granada celebran el primer gol del partido.
Foto: Ana Miñón Rada

Carlos Neva avisó de lo que venía con un potente zurdazo desde fuera del área que se marchó lamiendo el poste izquierdo de la portería defendida por Unai Simón, que nuevamente se vería amenazada unos minutos después con una gran ocasión de Machís que se acabó marchando fuera. Cuando el electrónico de Los Cármenes marcaba 76 minutos de juego y cuando mejor estaba el conjunto rojiblanco llegó el segundo gol de la noche. Germán conectó un cabezazo tras un envío desde el saque de esquina que hizo al granadinismo verse en la final de la Copa del Rey. Pero el sabor de la victoria duró poco en la parroquia rojiblanca, y es que tan solo cinco minutos después, Yuri aprovechó un gran pase en profundidad de Vesga y batió con un fuerte zurdazo a Rui Silva, enmudeciendo al Nuevo Los Cármenes y desatando el delirio entre los aficionados vascos desplazados hasta el recinto del Zaidín. Rápidamente Diego Martínez dio entrada al partido a Fede Vico y Antoñín para tratar de voltear la situación y hacer el gol que diese al Granada el pase a la final de Copa.

Finalmente ese tanto no llegó y el Athletic despertó del sueño copero a un Granada CF que ha hecho historia en esta edición de la Copa del Rey. El valor doble de los goles en campo contrario deja al Granada fuera de una soñada final de Copa en Sevilla. Este resultado no debe empañar en absoluto la gran campaña que están realizando los hombres de Diego Martínez y, ahora más que nunca, es el momento de vestir con orgullo la rojiblanca horizontal.

Carlos Fernández en el suelo, abatido tras la eliminación.
Foto: Ana Miñón Rada

Ficha Técnica:

Granada CF: Rui Silva; Foulquier (Antoñín, 85′), Víctor Díaz, Germán, Domingos D., Neva (85’); Herrera (Eteki, 60’), Gonalons, Puertas, Machís y Carlos Fernández. 

Athletic Club de Bilbao: Unai Simón; Capa (Córdoba, 59’), Yeray, Unai Núñez, Iñigo Martínez, Yuri; Mikel Vesga, San José (79’); Williams, Muniain (Sancet, 92’) y Raúl García.

Goles: 1-0 (48’) Carlos Fernández; 2-0 (76’) Germán; 2-1 (81’) Yuri.

Árbitro: Del Cerro Grande, del comité madrileño. Amonestó al local Germán y a los visitantes Yeray, Vesga y Unai Simón.

Incidencias: Partido disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante 20.799 espectadores.