Ahora todo es rojiblanco. A escasas horas de vivir el partido de nuestras vidas, me paro a pensar en todo lo que ha vivido este club a lo largo de su historia. Este equipo ha conseguido unificar el sentimiento del fútbol en una provincia en la que, hasta hace no mucho, Real Madrid y Barcelona eran los que copaban los corazones de niños y mayores.

El de hoy es un partido para disfrutar y competir cada lucha, cada duelo que haya en el tiempo reglamentario. Es un premio a esos valores tan característicos de un grupo de futbolistas y, sobre todo, de un fantástico cuerpo técnico que ha sabido plasmar sus ideas sobre el verde. Serás eterno Diego, no te vayas nunca.

Este equipo ha logrado crecer. Crecer en todos los aspectos. Hace no mucho, los partidos vitales del Granada eran contra el Motril, el Baza o el Guadix. Aún recuerdo como hace algunos años, en mi Guadix natal, aún seguían patentes las reencillas del pasado por los derbis tan calientes que se vivían en el barro de la Tercera División. Esos mismos que no deseaban el ascenso del Granada a Segunda división y después a Primera hace tan solo diez años, son los que ahora se alegran de ver los éxitos del equipo rojiblanco. Y bajo mi humilde opinión, creo que esto es normal. Pero ahora todo es distinto. Ahora cuando arbitro partidos de niños y les pregunto que de qué equipo son, me suelen responder que del Graná.

Y mas allá de torneos, de finales o de salvaciones varias, eso es lo más importante. Ver como crece el sentimiento granadinista en los niños, en los adultos del futuro que seguirán llenando Los Cármenes año tras año.

▷ Leer  Jesús Vallejo: "No sería lógico volver y directamente ponernos a competir"

El Granada ha sentado cátedra y se ha alzado como el líder del fútbol provincial, y por lo pronto en esta Copa, como el líder del fútbol andaluz. Un referente del balompié, un faro que alumbra el camino a seguir. Porque ahora sí, porque ahora todo es rojiblanco, porque ahora no hay fracturas y porque ahora vamos todos a una. Desde La Puebla de Don Fadrique hasta Loja, desde Montejícar hasta Almuñécar. La provincia es rojiblanca, Andalucía es rojiblanca. Hagamos que España sea rojiblanca.