La afición será clave en una eliminatoria en la que el equipo necesita su aliento desde el entrenamiento de esta tarde

Sí, usted. El que está leyendo esto. Está convocado para el próximo jueves 5 de marzo en el Estadio Nuevo Los Cármenes para uno de los partidos más importantes de la historia reciente del Granada CF. Tal y como llevan anunciando las peñas varios días, tiene una cita con la historia desde el entreno de esta tarde en Los Cármenes. Es imposible pasear por la calle y no ver una bandera rojiblanca ondeando en un balcón. Tal es la expectación que ha levantado Diego Martínez y sus pupilos, que hasta los autobuses de línea incluyen en sus cabeceras un mensaje que reza lo siguiente: «¡Vamos mi Granada! Incluso por redes sociales se pide a la gente que viva todo el partido de mañana de pie, sentándose sólo para coger fuerzas en el descanso.

Toda la ciudad es una caldera. Una provincia unida por un sueño que se puede volver a conseguir 60 años después: conseguir el pase a la final de la Copa del Rey. Son muchos los vídeos motivadores realizados por peñas y medios de comunicación para aportar su granito de arena. Son muchos los rojiblancos fuera de Granada los que apoyarán desde sus casas. Démosles voz mañana en el Zaidín.

Sin embargo, en Bilbao el ambiente es muy diferente al de aquí. Nada más que con la gabarra en boca día tras día. Se ven en la final de La Cartuja, pero antes tendrán que superar a todo un ejército de rojiblancos horizontales.

▷ Leer  Del Cerro Grande arbitrará el Granada-Alavés

Como bien dice uno de los grandes artífices de todo esto: «Lo que quiero es que cada duelo lo disputemos entre todos. Abuelos, abuelas, padres, hijos…Todo lo que rodea nos tiene que llevar en volandas». Que no se preocupe Diego, que el buen ambiente reinará en las gradas del Nuevo Los Cármenes.

Todos juntos remamos en la misma dirección por un bien común: Seguir soñando alto. Por todo lo vivido y lo que queda por vivir:

Con fuerza y con valor, ¡vamos mi Granada!