Foto: Miguel Delgado

Ante la proximidad de la vuelta a la competición, la entidad rojiblanca ha decidido suspender el ERTE que solicitó el pasado 5 de mayo

El Granada CF ha actualizado la información que ya ofreció el pasado 15 de abril en referencia a las medidas que adoptó ante la crisis del coronavirus. El club ha comunicado las medidas y los acuerdos que alcanzó en el mes de abril con los jugadores y el cuerpo técnico del primer equipo para «adecuar sus condiciones contractuales retributivas a la referida coyuntura y a su evolución». En ese acuerdo también se tenía en cuenta al personal directivo. El acuerdo servía para aminorar posibles casos de regulación temporal de empleo que afectase a demás empleados del club.

En el comunicado, el Granada también ha informado de que «el 5 de mayo, el club realizó una solicitud de ERTE por causa de fuerza mayor, que afectaba, potencialmente, a parte de sus trabajadores (ERTE parcial)». El ERTE fue aprobado el 20 de mayo.

Ante el anuncio de la vuelta a la competición a partir de la semana del 8 de junio, la entidad granadina «ha adoptado la prudente decisión de suspender temporalmente, con carácter inmediato, el ERTE por fuerza mayor«. Tras esta acción, el club ha comunicado la decisión al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y a la tesorería general de la Seguridad Social (TGSS). Por lo tanto, mientras el Granada CF siga teniendo en suspenso el ERTE por fuerza mayor, «todos los trabajadores habrán estado y estarán de alta en el club, percibiendo su salario íntegro, sin que se les haya aplicado o aplique el ERTE por fuerza mayor ningún día desde el 14 de marzo (fecha de declaración del estado de alarma)».

▷ Leer  Cordero Vega arbitrará el Granada-Valencia

Por último, el club ha indicado que «en el caso en que alguno de sus trabajadores haya recibido notificación o percibido alguna prestación dentro del marco del ERTE por fuerza mayor suspendido, el Club realizará las gestiones oportunas para regularizar la situación», dejando claro que «en ningún caso dicha regularización supondrá que los trabajadores del Club no perciban su salario íntegro».