El cambio de Estatutos de la RFEF, aprobado por el Consejo Superior de Deportes, desestima la consideración del fútbol femenino como fútbol aficionado.

El fútbol femenino es, oficialmente, fútbol profesional. Si bien es cierto que, las futbolistas siempre han sido profesionales, por su calidad, su compromiso y dedicación. No obstante, la Real Federación Española de Fútbol acaba de declarar competiciones profesionalizadas a las categorías de Primera y Segunda del ámbito estatal (Primera y Reto Iberdrola). Lo que supone un gran paso para el fútbol femenino.

Hasta ahora, estas competiciones se establecían como fútbol aficionado, esta consideración fue la que produjo la finalización de la temporada, de las dos máximas categorías de fútbol femenino, ante la crisis sanitaria del COVID-19, provocando un gran impacto económico, en aquellos clubes que se sustentan de los ingresos que obtienen por los derechos audiovisuales. Pero la RFEF ha realizado una modificación de sus estatutos, que ya ha sido aceptada por el CSD, para calificar como profesionalizadas, aquellas competiciones que reúnen unos criterios laborales, materiales, profesionales y económicos adecuados. Condiciones que cumplen la primera y segunda categoría femenina.

Este cambio, además, provoca la creación de un Comité Profesionalizado en el que se integrarán las entidades de dichas competiciones, favoreciendo su participación y la autogestión en aspectos fundamentales de la disciplina, dentro de los órganos de la Federación.

▷ Leer  Europa pasa por San Sebastián

Esta entrada a la categoría profesionalizada, establece una serie de condiciones de profesionalidad, tanto para las futbolistas, como para los técnicos. Así como, diversas normas sobre las condiciones laborales que deben reunir los participantes, como el presupuesto mínimo, número de licencias, salarios, entre otras.

Una decisión que afecta al Granada Femenino que se encuentra en la liga Reto, el equipo rojiblanco disputará, la próxima temporada, en una competición denominada como profesional, con el avance que esto supone para la entidad y el fútbol femenino.