Derrota en Los Cármenes frente al Espanyol la temporada 2016/17. Foto: Miguel Ángel Molina/EFE

Con las derrotas frente a Villarreal y Eibar, los rojiblancos ponen fin a esta llamativa racha como local

El Granada ha puesto fin a una racha de casi dos temporadas sin perder dos partidos ligueros seguidos como local. No lo hace desde la temporada 2016/17, la de aquel fatídico descenso a Segunda división, cuando el Granada perdió siete encuentros consecutivos en el Zaidín; los dos últimos frente a Real Madrid y RCD Espanyol.

A partir de ahí, los nazaríes hicieron de su estadio un fortín y ni en la campaña 2017/18, ni en la 2018/19, perdieron dos compromisos ligueros seguidos en el Nuevo Los Cármenes, un estadio en el que no gana cualquier equipo. Esta asombrosa racha se encargaron de cortarla Villarreal y Eibar, posteriormente.

Las dos primeras seguidas como local de Diego Martínez

El entrenador rojiblanco sufre las dos primeras derrotas seguidas como local después de 56 partidos, un dato ofrecido por la cuenta @GCFstats y que muestra la solidez y lo complejo que se antoja ganarle a este Granada en Los Cármenes.

▷ Leer  La Junta apuesta por la presencia de público en Los Cármenes en Europa League