El Granada CF deja escapar la permanencia matemática en una derrota que complica el sueño europeo.

El estadio Nuevo Los Cármenes abría sus puertas como si de un cine de verano se tratase bajo un cartel estrella: Dos equipos y un destino, la permanencia. El Granada CF se encontraba a una sola victoria para lograr mantenerse en la categoría de forma matemática, mientras que el Eibar peleaba por distanciarse de forma fulminante de la zona de descenso.

La ausencia de Rui Silva suponía una baja sensible para los rojiblancos que comenzaban el partido mostrando su característica, pero últimamente diluida, intensidad. Tanto era así, que Eteki se encargaría de dejarle claro al exrojiblanco Orellana que el partido iba a ser, enérgico, con la primera falta del encuentro.

Apenas se acercaba el minuto 10 cuando el conjunto nazarí dejaba escapar la mejor ocasión de la primera parte. Antonio Puertas se recorría la banda derecha a toda velocidad para poner un balón raso a Machís que solo tenía que empujar, un caramelo que le arrebató Correa, adelantándose al remate del venezolano que iba al suelo viendo como se le escapa el gol.

La oportunidad fallida le saldría cara al Granada que presenciaba, como unos minutos más tarde, el Eibar abría el marcador tras un error de comunicación entre Germán y Yangel Herrera, un «tuya, mía» que acabó en tierra de nadie y que aprovechaba Kike García que metía un pase en profundidad para De Blasis que se quedaba solo frente al guardameta al que superaba con una vaselina, por la salida mal calculada por parte de Aaron.

El gol suponía un duro mazazo para los jugadores rojiblancos y daba vida al Eibar que llevaba el control del partido y establecía el juego. El Granada se mostraba impreciso, cambios de orientación sin destino, robos fáciles y fallos en defensa, numerosos errores que hacían que los visitantes se sintiesen, cada vez, más cómodos ante las casi inexistentes llegadas del conjunto nazarí, y las pocas ocasiones que lograban carecían de peligro, como el centro de Víctor Díaz que no encontraba rematador y que daba paso al descanso.

45 minutos por delante y Diego Martínez buscaba la reacción del conjunto rojiblanco con la salida de Soldado por Yangel Herrera. Una respuesta que no tardaría en llegar, Antonio Puertas se encargaría de colocar un balón para que Soldado hiciese lo que mejor sabe hacer, cabecear y poner el empate en el marcador.

▷ Leer  El tope salarial del Granada asciende a los 56,4 millones de euros

El Eibar no daría un paso atrás y volvería a intentarlo tras el pase de Orellana a Kike García que, con todo a su favor, enviaría el esférico muy por encima de la portería. Mientras que Fede Vico respondería con un potente disparo que atajaba el guardameta rival.

El Granada se hacía de nuevo con el juego, pero Kike García no dejaría pasar otra oportunidad y tras recoger el balón de Orellana dentro del área sin defensor, giraría sobre sí mismo buscando el palo derecho de Aaron poniendo el 1-2 en el luminoso.

El equipo rojiblanco observaba cómo el partido se le escapaba en unos últimos minutos en los que el equipo visitante se acercaba más al tercer tanto con el disparo del anotador De Blasis que tenía que atajar Aaron.

7 minutos de añadido y Carlos Fernández perdonaba el empate con un tiro centrado y fácil para Dmitrovic. El Granada no bajaba los brazos, esta vez, era Soldado quién se desmarcaba entre la defensa rival pero no lograba enganchar el disparo que se topaba con el guardameta. Germán lo intentaría a la desesperada con un tiro muy lejano.

El tiempo no daba para más, el Granada se quedaba sin lograr la permanencia matemática y veía alejarse el sueño europeo.

Ficha técnica

Granada CF: Aaron, Germán, Vallejo, C. Neva (Gil Dias, min.73), Víctor Díaz, F. Vico, Herrera, Eteki (Soldado, min.45), A. Puertas (Antoñin), Machís, C. Fernández.

SD Eibar: Dmitrovic, Esteban Burgos, R. Bigas, Correa, Rafa Soares, Sergio, Diop, Orellana (Charles, min.75), De Blasis, Inui, Kike García (Expósito, min.87).

Goles: 0-1 (De Blasis, min.15); 1-1 (Soldado, min.48); 1-2 (Kike García, min.69)