Álvaro Vadillo firmará por las próximas tres temporadas con el Celta de Vigo si el equipo gallego consigue la salvación. El puertorrealeño siempre ha tenido como prioridad seguir a las órdenes de Diego Martínez

El extremo granadinista ha sido tanteado por diversos clubes de la máxima categoría del fútbol español aunque será, finalmente, la escuadra viguesa la que cuente con sus servicios si el Celta consigue la ansiada permanencia, un objetivo que debe certificar.

Dentro de la nómina de equipos interesados en el futbolista de Puerto Real, mientras la renovación se iba encallando, se encontraban el Leganés y el Mallorca que están inmersos en una lucha a vida o muerte por salvar la categoría. El conjunto pepinero y los bermellones mostraron un notable interés para contratar al futbolista como agente libre aunque ha sido el Celta quién lo ha podido atar pese a estar metido en la misma batalla.

Proyectos acomodados en LaLiga Santander como el Villarreal y el Alavés contactaron con la agencia de representación de Álvaro Vadillo para tantear la situación del granadinista en un momento de suspense con la escuadra rojiblanca aunque los cantos de sirena se esfumaron. El principal valedor para llevarse al gaditano fuera del Granada ha sido el Norwich City aunque la idea de marcharse a la Premier League a un proyecto atemorizado por el descenso provocaron el rechazo de Vadillo pese a ser la oferta más suculenta de todas.