El Granada consigue un punto que sabe a poco en un partido muy completo de los rojiblancos

Cuando parecía imposible, volvió el Granada a ganarse el derecho de pelear por una plaza europea, y qué mejor que hacerlo contra un rival como el Valencia. 72 horas después del encuentro en Vitoria, los nazaríes recibían a los murciélagos, que llegaban heridos a Los Cármenes después de lograr tan solo dos victorias en diez partidos, lo que propició la destitución hace dos jornadas de Celades y el posterior nombramiento de Voro como nuevo técnico valencianista. 

Respecto al partido en Mendizorroza, Diego Martínez presentó siete cambios en un once al que volvía Rui Silva como principal novedad. En la zaga, Foulquier ocupó el carril derecho con Víctor Díaz como central derecho. Arriba, Carlos Fernández acompañaba más atrasado a un Soldado que quería marcar por tercer partido consecutivo. 

La primera parte resultó bastante interesante, sobre todo por parte de los locales, porque los valencianistas ofrecieron poco… O nada. Defensivamente, la primera mitad fue notable, sin concesión alguna al rival. Cillesen tuvo algo de trabajo en este primer asalto en el que en el minuto tres Machís avisó rematando a la media vuelta, aunque se marchó ligeramente desviado. Hasta la parte final de la primera mitad no hubo más ocasiones; sí bien tuvo buen ritmo y los chas intentaban alguna que otra internada por banda derecha, que casi le estuvo a punto de costar caro al Granada. Duarte se confió y Gameiro -más veloz que una liebre- puso un centro fuerte que sacó abajo Rui Silva. Menos mal que por allí pasaba Víctor Díaz para repeler el peligro.

La más clara para los rojiblancos llegó en el 40, con una jugada que empezó su propio rematador, Carlos Fernández. El sevillano condujo desde la mediapunta, se la cedió a Machís y este puso un caramelo al sevillano, cuyo testarazo fue detenido por Cillesen. Dos minutos después la tuvo también Soldado tras ganar la espalda a Mangala. Su disparo se fue desviado por el palo izquierdo en unos minutos en los que los nazaríes pudieron abrir el marcador. 

▷ Leer  La Federación pone en duda el inicio de la próxima temporada

Después de la vuelta de vestuarios, el juego se vio enlazado al primero. El equipo siguió generando peligro y con ello llegó el penalti de Coquelin a Carlos Fernández, que transformó el delantero engañando al meta holandés. Poco le duró la alegría a los rojiblancos, cuando apenas dos minutos después, Cheryshev filtró un balón dividido a Manu Vallejo para que el gaditano pusiera el empate en el luminoso. Seis minutos después, Guedes quitó las telarañas de la portería defendida por Rui Silva con un trallazo que incluso dobló la mano del portugués.

No desistió el Granada y Diego Martínez puso toda la carne en el asador con los cambios. Soldado lo intentó en diversas ocasiones, pero se encontró con una muralla llamada Jasper Cillesen. Una muralla que derribó Fede Vico, quien por su cumpleaños, quiso brindarle un gol que a posteriori daría un punto a su equipo. El cordobés, con ayuda de la barrera valencianista dirigió el esférico por el único hueco que se abrió.

Finalmente, nadie quedó satisfecho por el punto sembrado hoy en el Nuevo Los Cármenes. Sobre todo los pupilos de Diego Martínez, a los que la suerte no acompañó en la noche de hoy, aunque dejaron todo sobre el verde, como nos tienen acostumbrados este equipo de ensueño. 47 puntos.

Ficha técnica:

Granada C.F.: Rui Silva; Domingos Duarte, Foulquier, Germán (Vallejo, 83′), Neva (Gil Dias, 83′), Víctor Díaz (Puertas, 72′); Eteki (Vico, 66′), Yangel Herrera, Machís; Soldado y Carlos Fdez.

Valencia C.F.: Cillesen; Wass, Mangala, Paulista, J. Costa (Guerrero, 46′); Parejo (Kondogbia, 87′), Coquelin, Cheryshev (Guedes, 66′), Soler; Gameiro (Sobrino, 81′) y Manu Vallejo (Gómez, 66′).

Goles: 1-0, Carlos Fernández (61′), 1-1, Manu Vallejo (63′), 1-2, Guedes (68′), 2-2, Vico (85′)

Árbitro: Cordero Vega, del comité cántabro. Amonestó a los locales Foulquier y Herrera; y a los visitantes Guedes y Wass.

Incidencias: Partido disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes a puerta cerrada.