El técnico nazarí analizó en rueda de prensa el partido de su equipo en Anoeta

Cincuenta puntos, que se dice pronto, para un Granada que ya es de leyenda. La victoria nazarí deja al equipo a un punto de Europa y a tres del acceso directo a la segunda máxima competición a nivel europeo. Estas fueron las palabras del entrenador rojiblanco después del partido:

¿La victoria más importante del año?

«Para nosotros ganar cada tres puntos en primera división es motivo de celebración máximo. Dar mas importancia a un partido o a otro no me parece justo. Uno se siente orgulloso de unos jugadores que llevan todo el año demostrando ambición y humildad. Me siento orgulloso por ellos. A seguir compitiendo somos de hablar en el campo».

El fútbol devolvió la suerte perdida ante el Valencia

«Eso en el fútbol no existe. Hoy somos más eficaces pero el fútbol es partido a partido. Tener la capacidad de hacer el 2-3 cuando ellos estaban mejor anímicamente tiene mucho valor. Cuando un entrenador ha de hacer cambios como Puertas o Yangel por extenuación, Vallejo por lesión y ves que los que salen, a pesar de jugar poco van a darlo todo con su mejor cara… Eso es un equipo».

▷ Leer  El Granada iniciará su pretemporada el 12 de agosto

Los octavos más contundentes de Europa

«Ese dato no se corresponde ante el Valencia y hay que afrontarlo con naturalidad. Me gusta el dato de los 84 partidos pero es mejor no nombrarlo por si acaso. Hemos ganado 3 y empatado 3 fuera de casa. Siempre digo en el vestuario que hay que competir disfrutando y disfrutar compitiendo, y esa es la esencia de este equipo».

Más cerca del Erasmus

«Creo que este equipo ha entrado en la historia. 50 puntos, pero no nos vamos a salir de nuestro plan. Ojalá estuviese nuestra gente en el estadio, pero los sentimos en el corazón, que disfruten porque nos vamos a dejar el alma».

Un rival muy duro y un espíritu indomabel

«El equipo ha hecho un partido muy serio, muy completo. Sabíamos que no podíamos dejar espacio a nuestras espaldas. Son momentos. Somos un equipo que vive cada jugada como si fuese la última».

Otro partido sin portería a cero tras el parón

«La clave es marcar un gol más que el contrario. Si se consigue a portería a cero mejor, necesitas menos goles».