Ahora el Granada es un club fascista. Sí, sí, como lo oyen, al Granada le va el fascio. Así lo ha decidido un grupo de afables tuiteros al conocer la noticia de que Unai Etxebarría se ha desvinculado del club. Por si alguno de ustedes no está al tanto de la situación, cabe recordar que el meta vasco protagonizó un polémico episodio en la celebración de la clasificación a Europa League, portando una camiseta en apoyo a los conocidos como «chavales de Alsasua». Ya entonces las redes echaron a arder tras abrir el club un expediente al guardameta tras la petición del grupo parlamentario de VOX.

En la tarde de ayer, la entidad nazarí hizo oficial su despido y la mecha volvió a tornar en llama. Aparecieron los primeros carroñeros para rascar unas pocas interacciones y algunos se apoyaban en que «toda la prensa habla de motivos políticos». Toda la prensa menos los compañeros de IDEAL que avanzaron que la única razón para esta rescisión es deportiva. La realidad es que Unai hacía tiempo que perdió el puesto en favor de Andorinha y Arnau lo ha adelantado por la derecha. Pero siempre es más fácil sacar a relucir las mismas plantillas de tweet con las mismas fotos para ganar aprobación a costa de manchar el nombre de un gran club. Qué más da que sepas desde hace años que el Betis saltó con camisetas de apoyo a Zozulya – quien también se ha visto envuelto en varias polémicas – por una grave lesión, tú vuelve a sacarla y a poner que «se permite el homenaje al nazi de Zozulya pero no una protesta». Y si eres capaz de involucrar a Tebas o a Florentino Pérez, mejor. Todos fachas, muy fachas.

También se puede insultar al club mil veces y quejarse cuando este procede a bloquear, amenazar con un ambiente hostil en los desplazamientos al País Vasco… Un abanico de posibilidades enorme.

Del otro lado quedan los que se jactan de haber conseguido expulsar a «un etarra» del equipo. Miren, no. Si hoy ese chaval se encuentra buscando equipo no tiene nada que ver con la presión que se haya hecho – y que nunca debería haber existido – desde ningún sitio.

▷ Leer  El Granada-PAOK, gratis y en abierto en GOL

El Granada es un club libre de ideología en el que cualquier persona tiene su hueco si respeta el de los demás. Porque son muy nazis pero precisamente Unai ha convivido una temporada entera con Roberto Soldado, quien más de una vez ha expresado ideas totalmente opuestas a las del meta de Getxo, y nunca ha habido un problema. En cualquier sector del club los habrá de derechas, de izquierdas, negros y blancos, gordos y flacos; de Bisbal o de Bustamante, de Messi o de Cristiano, y ¿saben qué? Esto sigue y seguirá siendo una gran familia. Aquí conviven el flamenco de Víctor Díaz y el reggaeton de Antoñín, el carácter de Soldado y la tranquilidad de Puertas y Vallejo, y nunca ha habido un problema. Cada uno pensará lo que quiera, pero a todos los une no sólo el escudo por el que cada día se dejan la piel, sino el afecto que entre cada miembro del club de ha generado con los demás.

Entre la afición nazarí (sí, nazarí, porque también eso forma parte de nuestra historia) se ha extendido un mantra que desde GranadaCFWeb apoyaremos siempre: Saquen sus sucias manos del Granada CF y dejen de usarlo para hacer política o ganar fama. Sea quien sea y del signo que sea.