El técnico del Granada CF compareció ante los medios tras la victoria por 2-0 ante el Athletic Club

Diego Martínez ha comparecido ante los medios de comunicación en una rueda de prensa telemática tras la victoria del Granada CF por 2-0 con goles de Yangel Herrera y Luis Milla. El conjunto rojiblanco comienza la temporada tal y como la terminó, doblegando al conjunto vasco en el Estadio Nuevo Los Cármenes.

El técnico nazarí ha comenzado la rueda de prensa «dando mucho valor a estos tres puntos, empezamos bien en el partido y luego ellos luego estuvieron mejor gracias sobre todo a las segundas jugadas. En la segunda parte corregimos un par de cosas que creíamos que nos podían venir bien y poder manejar las segundas jugadas porque nos costaba tener fluidez. Nada más comenzar la segunda parte conseguimos el primer gol y el segundo llegó tras robar en presión alta. Lo mejor es la mentalidad del equipo y le doy mucho valor a la victoria porque jugamos contra un gran rival«.

Contexto del partido

«Hoy había cambios que estaban hechos hasta casi antes de empezar, creo que sabíamos que nos iba a tocar sufrir por momentos y de hecho en la primera parte hubo mucha igualdad. Con 2-0 supimos controlar el partido y el acelerón de la segunda parte fue clave. La pretemporada ha sido atípica, y han coincidido en el campo jugadores que están en distintos niveles de forma, porque algunos llevan entrenando cuatro semanas y otros un par de días, pero esas carencias las hemos suplido con orden y actitud».

▷ Leer  El Recreativo se lleva los tres puntos de Murcia a lo grande (1-2)

Sobre el debutante y goleador Luis Milla, Diego Martínez afirma que «nos alegramos mucho por él. Hoy ha debutado y hay que tener paciencia y hay que mantener la confianza en él también cuando las cosas no vayan bien. Pero es injusto quedarme con un jugador porque el esfuerzo titánico ha sido de todos. Este Granada cada vez que gane tres puntos tiene que celebrarlo como una Liga. Es muy difícil conseguir puntos contra este tipo de rivales tan históricos».

Al ser cuestionado por el futuro presente del club en Primera división, el técnico cree que «ojalá el Granada cuando pasen 10 años tenga la normalidad de jugar en Primera. Esta temporada lucharemos y nos costara mucho conseguir la permanencia. Somos un equipo humilde y tenemos claro lo que somos. Aún estamos muy lejos aun de consolidarnos en Primera división».