Machís celebra el segundo tanto rojiblanco. Foto: Pepe Villoslada/GCF

Los de Diego Martínez consiguen remontar un gol piscológico de Götze para lograr sus primeros tres puntos de la historia en una fase de grupos europea

Primera participación en la historia del Granada C.F. en una fase de grupos de Europa League. El once histórico con el que el los rojiblancos se plantaron el verde del Philips Stadion estaba formado por Rui Silva en la portería, cubierto por delante con Germán y Vallejo en el central y Foulquier y Neva en los laterales. La medular estaba compuesta por el tricote Milla-Gonalons-Herrera, con Puertas y Machís en los flancos; y en la punta de ataque sustituyendo a Soldado estaba Jorge Molina. 

El Granada no se arrugó en el campo de un campeón europeo y salió bien posicionado ante un PSV al que no dejaban posibilidad. No fue hasta el minuto 23 cuando los nazaríes se acercaron a la meta defendida por Mvogo, Machís, haciendo de las suyas por la banda izquierda, puso un centro al que no logró restar Puertas y Herrera, en el rechace posterior, disparó alto. El conjunto neerlandés respondió con otro envío al área de Götze que no logró conectar Malen. 

Con media hora de juego, saltaron las alarmas tras un mal apoyo de Gonalons al intentar robar el balón a Hendrix. El centrocampista galo se marchó con una severa cojera del campo, y Diego Martínez dio entrada a Montoro. Precisamente fue el valenciano quien tuvo la más clara del Granada tras un envío de Puertas que repelió el guardameta del PSV. 

Pasó de todo en los últimos minutos de la primera mitad, donde anularon correctamente un gol al conjunto rojiblanco por fuera de juego de Yangel Herrera. Inmediatamente después, se adelantó el PSV con gol del campeón del mundo Mario Götze. Golpearon en lo psicológico los de Schmidt. No sin polémica, ya que el alemán remató viniendo desde atrás tras un salto en el que Dumfries se apoyó sobre Machís. 

Salió muy enchufado el Granada en el segundo asalto y a cuatro minutos de la reanudación Jorge Molina tuvo el primero en sus botas, o en su espinilla concretamente, que hizo que el delantero no pudiera conectar su remate. Y com aquel que dice: “quien la sigue, la consigue”, llegó el premio a la insistencia del de Alcoy. Un buen centro de Puertas tal y como venía el balón para que el alicantino, empujara la pelota al fondo de las mallas ayudado por el larguero. 

El cuadro de Diego Martínez, haciendo gala de su ‘Eterna lucha’ y por medio de Foulquier tuvo el segundo. El disparo del lateral galo lo despejó el meta local con la rodilla. La cosa no acabó ahí y Darwin tenía ganas de liarla, tanto que en el 66´ puso la pelota en la misma escuadra de la portería de un Mvogo que sólo pudo contemplar cómo poco a poco se colaba en toda la escuadra. 

▷ Leer  Diego Martínez: "La tasa de error ante el Celta tiene que ser cero"

Estaba claro que no iba a ser fácil aguantar el resultado y el PSV demostraba ir a por todas y dio el susto a todos los granadinistas en una jugada extraña. Tras el disparo de Malen que repelió Rui, el balón se fue poco a poco hacia las redes, como si un fantasma estuviera empujándolo. Al final, la bola dio en el palo y el de Aguas Santas logró detenerla. 

No perdió la cabeza el cuadro nazarí en los minutos finales y consiguió llevarse los tres puntos de su historia en una fase de grupos europea. El club rojiblanco se sitúa líder en solitario del grupo E tras esta victoria y el empate entre el POK y el Omonia Nicosia.

Ficha técnica

PSV: Mvogo; Dumfries, Baumgartl, Boscagli, Max; Sangaré, Hendrix, Götze (Viergever. Min. 46’); Mauro Júnior (Madueke. Min. 73’), Ihattaren y Malen.

Granada C.F.: Rui Silva; Foulquier, Germán, Vallejo, Neva; Gonalons (Montoro, Min. 30’), Milla 8Eteki. min. 81’), Yangel Herrera; Puertas, Machís (Soro. Min. 81’) y Jorge Molina (Suárez. Min. 69’). 

Goles: 1-0, Götze (45’); 1-1, Molina (57’); 1-2, Machís (66’).

Árbitro: Felix Zwayer (alemán). Amonestó al jugador local Mauro Júnior; y a Molina, Milla, Montoro y Suárez por parte del Granada.