Puertas y Machís celebran el primer gol del partido. Foto: Pepe Villoslada/GCF

Los rojiblancos se levantan así de la derrota sufrida en el Metropolitano y se traen la clasificación a Granada

El Granada se plantó en el verde del Swedbank Stadion con ganas de resarcirse  después de la abultada goleada en el Wanda Metropolitano ante el Atlético de Madrid. Para ello, Diego Martínez introdujo seis cambios respecto al choque en el feudo colchonero. Rui Silva ocupó la meta rojiblanca, con Germán y Duarte cubriéndole en la zaga, acompañados de Víctor Díaz y Neva en los laterales. Yangel Herrera, Gonalons y Montoro formaron la medular, que completaron Machís y Puertas por los costados; y arriba estaría, como siempre incombustible, Soldado. 

Los nazaríes salieron bien plantados al césped, con control de balón, pero sin ocasiones claras, mientras que el conjunto escandinavo intentaba hacer daño por las bandas de Larsson y Knudsen. La primera la tuvo el capitán Víctor Díaz. El movimiento del sevillano al disparar recordó a una de las maniobras de Kung-Fu, aunque su disparo se marchó desviado. Puertas hacía de las suyas provocándole a Knudsen dolores severos de cabeza y en un córner provocado por el almeriense, En el lanzamiento realizado por Montoro, Germán ganó la batalla a Larsson elevándose por encima, aunque el de San Fernando no logró conectar su testarazo entre los tres palos. 

A la media hora de partido, Puertas -haciendo recordar sus mejores actuaciones con un recorte estelar muy parecido al del partido frente al Athletic-, puso un balón raso para que Machís, libre como una perdiz, hiciera gritar a toda una ciudad, golpeando primero los rojiblancos.

Los suecos no se arrugaron tras el gol del de Tucupita y avisaron en una ocasión clara en la que la zaga dejó mucho espacio a Thelin, que se la dio a Toivonen y Rui Silva, que nos está enseñando que a veces lo imposible se hace posible, repelió el disparo del finlandés con el pie. El cuadro de Tomasson empezó a practicar el otro fútbol y cuando parecía que los rojiblancos se marcharían con ventaja al descanso, los escandinavos, aprovechando sus saque de banda-córners, empató por medio de Berget; un duro palo traducido en gol psicológico tras el buen nivel mostrado por los de Diego Martínez en el primer asalto.

Y ya estamos cansados de repetirlo, pero este equipo se caracteriza por llevar en sus genes la ‘Eterna Lucha’, y saltaron al verde con ganas de demostrar mucho. A punto estuvo de hacer Machís el segundo si llega a rematar bien la pelota servida por Yangel tras una buena combinación con Montoro. 

El colegiado rumano Kovacs quiso tener su punto de protagonismo en el encuentro con algunas decisiones muy cuestionables. Puertas se empeñó en seguir haciendo su partido y tras un centro con fe de Neva, el balón le cayó al almeriense tras pasearse por las piernas de rojiblancos y celestes, y el arquero no perdonó cruzando el balón.

▷ Leer  Carlos Neva: "Ojalá todos los años podamos jugar cada tres días, eso significaría que estamos en tres competiciones"

Rui Silva quiso hacerle un guiño a Soldado con Ahmedhodic, el central del Malmö que dijo que Soldado ya estaba viejo, y el portugués le sacó un disparo al bosnio cuando estaba práctimanete sólo. El valenciano, amonestado tras el segundo tanto, tenía sus más y sus menos con la zaga sueca.

Diego Martínez se vio obligado a retirar del campo a Puertas; el de Benahadux se marchó del césped quejándose de una molestia en la pierna. Además, dio entrada a Jorge Molina en detrimento de Soldado. Veterano por veterano. Por cierto, antes del segundo cambio, el lateral local Larsson dio una patada totalmente innecesaria sin balón a Neva. Ellos, a lo suyo. 

Yangel Herrera quiso ponerle la guinda al pastel y la tranquilidad a la parroquia rojiblanca y tras una magistral falta botada por Montoro, el ‘vinotinto’ remató al fondo de las mallas en el segundo palo.

Y de esta manera resurgió el Granada, que con más fe que nunca, regala a la ciudad una clasificación europea por primera vez en su historia.

Ficha técnica 

Malmö FF: Johansson; Larsson, Ahmedhodzic, Brorsson, Knudsen; Berget, Rakip (Christiansen, Min. 71’), Lewicki, Rieks (Traustason, Min. 71’); Toivonen y Kiese-Thelin (Nalić, Min. 77’).

Granada C.F.: Rui Silva; Víctor Díaz, Germán Sánchez, Domingos Duarte, Carlos Neva; Gonalons, Herrera, Montoro, Machís (Foulquier, Min.89′), Puertas (Kenedy, Min. 74’); y Soldado (Jorge Molina, Min. 80’). 

Goles: 0-1, Machís (30’); 1-1, Berget (45’); 1-2, Puertas (56’); 1-3, Yangel Herrera (85′).

Árbitro: Istvan Kovacs (Rumanía). Amonestó a los locales Toivonen, Ahmedhodzic, Larsson, Herrera, Germán y Soldado.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la cuarta ronda previa clasificatoria a la fase de grupos de la UEFA Europa League, disputado en el Swedbank Stadion.