Diego Martínez compareció ante los medios en la rueda de prensa previa al partido ante el Omonia. Lo hizo acompañado de Luis Milla, al que defendió a pesar de la amistosa amenaza de enfadarse si no sigue actuando de la misma forma que hasta ahora, a pesar de que esto le costara un gol al equipo contra el Valladolid. Un error que para el gallego «es del entrenador».

Partido de paciencia

«Puede ser. No por lo que ellos vayan a hacer, porque han jugado partidos distintos en fase de grupos y en las previas. Lo que me preocupa es que estemos a nuestra mejor versión. Tan importante será la creencia y la determinación como no precipitarse. Hay que estar muy ilusionados con este momento histórico que podemos estar viviendo».

Luis Milla: «La ilusión está por encima de todo y tenemos la oportunidad de hacer algo muy importante de cara a la clasificación. Han sido semanas muy duras que nos tienen que ayudar a llegar al objetivo de conseguir un gran resultado para el club».

Un Granada mermado por las bajas y sin Montoro

«Evidentemente que lo que significa Ángel para nosotros va más allá del juego. Pero también es cierto que es lo que nos ha tocado vivir esta temporada. Somos un equipo de rebelarnos ante la adversidad y confío mucho en mi plantilla y en el equipo».

Luis opina que «está claro que Montoro es muy importante, pero durante el año hemos sabido sobreponernos a situaciones muy difíciles. Tenemos que ser fuertes como en Nicosia o San Sebastián y dar lo mejor para el equipo».

El Omonia, peligroso

«Esto es Europa y todos los partidos son de máximo nivel. Pero sí creo que el hecho de que cada vez se reduzca el margen de clasificación lo hace más difícil y más complejo».

Luis cuenta que «nos centramos en lo que podamos dar nosotros y mostrar nuestra mejor versión. Somos conscientes que sólo con eso somos capaces de ganar. Será un partido complicado porque se juegan la vida y tenemos que intentar mostrar la misma cara que en los primeros 30 minutos en Chipre».

Cambios en el sistema por la baja de Eteki y el error de Milla ante el Valladolid

Quiso Diego Martínez responder en defensa de su pupilo y aclaró: «Es una acción que te puede ocurrir. Luis nos ha dado muchísimo con su desborde y su regate y si no sigue haciéndolo me voy a enfadar mucho con él. Es un error del entrenador. Los valores de este equipo se representan en su respuesta anterior, parece que lleva 3 años con nosotros».

«Puede ser el cambio de sistema pero porque tenemos que rendir e invertir en minutos, no sólo para dosificar. Intentamos ser competitivos siempre. Nadie sabe qué va a pasar dentro de tres partidos, y pensar en el presente invirtiendo en rendimiento. Siempre tenemos esperanzas de que llegue a la convocatoria. Tendremos que gestionarlo porque para 90 minutos no van a estar».

▷ Leer  Pepe superó con creces su reto

Cómo es trabajar con Yangel y Darwin y el estado del equipo tras una «mala racha»

Luis Milla comentó que está «encantado de poder aprender cada día de ellos. Este vestuario lleva haciendo historia desde hace un par de años y lo afrontamos con toda la ilusión del mundo. Ponernos con 10 puntos nos pondría en una situación clasificatoria muy buena y eso es lo que buscamos».

Por su parte, Diego Martínez admitió estar «orgulloso de la progresión de Yangel y Darwin. Su aportación futbolística la veis todos pero son referentes y ejemplares».En cuanto al momento del equipo, comentó que «ojalá todos los meses llegáramos en estas circunstancias. Dejemos las dos derrotas en una porque el partido de San Sebastián no se puede valorar deportivamente porque no se jugó en igualdad de condiciones». También se mostró orgulloso de su equipo, pues según el gallego, a pesar de las derrotas ha podido comprobar la gran madurez y predisposición de sus futbolistas.

Vuelta a la normalidad

Luis Milla comentó que «lo más importante es ser conscientes de lo que no hicimos bien el domingo. Que no estuvimos al 100%. Esa es la única posibilidad que tenemos de ganar el partido y no estuvimos en ese nivel. Aún así somos conscientes de los errores que cometimos pero también tuvimos esa raza para intentar remontar».

Por otra parte, Diego confesó que la palabra normalidad no le gusta. «Nuestra nueva realidad es esta y hay que adaptarse, pero siempre he visto una excelente predisposición del equipo y ganas de reivindicarse. Esto es algo que siempre he sentido desde que estoy aquí». Para el vigués, las temporadas son muy largas y hay que lidiar con muchas situaciones.

Primera vez que una mujer arbitra a un equipo español en Europa

«Ni nos hemos parado a pensar en eso. Es algo natural. En Primera hay una juez de línea que nos ha arbitrado ya. Hay que asumirlo con normalidad. Para nosotros no es noticia más allá de que en los próximos años va a ser totalmente natural».

Lucha contra la violencia de género

«Esto es un tema muy serio y en el que desgraciadamente tenemos que seguir avanzando en la sociedad. La violencia de género es una lacra y con todas las iniciativas con las que podamos ayudar, yo además como padre de una hija, lo vamos a hacer».