Foto: Pepe Villoslada/GCF

El Granada cae derrotado por 3-1 en su visita a Balaídos y encadena su tercera derrota consecutiva en LaLiga

El Granada se presentó en Balaídos con la intención de sumar en Liga tras la victoria del pasado jueves en la UEFA Europa League ante el Omonia. Por su parte, el Celta llegaba al partido tras la derrota ante el Sevilla el pasado sábado en el debut de Coudet en el banquillo celeste. Diego Martínez presentó hasta cuatro cambios respecto al once inicial del pasado jueves. Foulquier, Germán, Machís y Jorge Molina entraban de inicio en una alineación que volvía a presentar tres centrales y dos carrileros.

La primera jugada de peligro del partido llegó para el conjunto vigués, algo que sería la tónica general durante buena parte del primer acto. Gran jugada de Iago Aspas, que con un pase filtrado dejó solo a Santi Mina ante Rui Silva. El portugués respondió con la primera gran parada de la tarde en Balaídos. Minutos más tarde fue Nolito el que avisó a la retaguardia nazarí, ya que tras una gran acción y posterior asistencia de Aspas, mandó su disparo por encima del larguero, errando así una clarísima ocasión de gol. El Celta embotellaba al Granada y Hugo Mallo, llegando desde atrás puso en apuros a Rui Silva, que volvió a responder con un paradón.

Y cuando mejor estaba el Celta, llegó el gol del Granada. Buen balón de Luis Milla al espacio y gran carrera de Luis Suárez, que con un toque magistral realizó una definición de mucha clase para superar de vaselina a Rubén Blanco. Para degracia rojiblanca, poco duro la alegría del gol. Apenas dos minutos después del gol de Suárez, llegó el empate de Nolito. El cuadro vigués realizó una gran jugada comandada por Aspas que hizo una buena apertura a la izquierda para llegada de Lucas Olaza. El argentino envió un gran servicio apurando línea de fondo y Nolito, a bocajarro, puso la igulada en el marcador.

El Celta siguió dominando el juego tras los dos primeros goles y de nuevo Rui Silva tuvo que emplearse a fondo para evitar que el equipo gallego se adelantara en el marcador. El remate de Brais Méndez fue repelido por el portugués cuando se dirigía a la escuadra derecha de la portería visitante. En los últimos minutos de la primera parte, el Granada se sacudió la presión ejercida por el Celta y tuvo varias ocasiones de peligro sobre el área de Rubén Blanco. Una jugada coral del Granada tras un robo de Yangel Herrera, fue rematado finalmente por un Carlos Neva que vio como el meta local le sacaba su remate y le negaba el gol. El remate posterior casi a puerta vacía de Jorge Molina se marchó por encima del larguero, pero el delantero de Alcoy estaba en posición antirreglamentaria.

En el descanso Diego Martínez dio entrada a Puertas y dejó en el vestuario a Jorge Molina. Luis Suárez pasó a jugar como delantero y abandonó la banda derecha, donde actuó en la primera mitad. El primer acercamiento de peligro en el segundo acto fue para Santi Mina, pero su remate se marchó desviado. El dominio del Celta fue muy claro en los primeros minutos de la segunda parte, pero no logró ponerse por delante en el marcador. Renato Tapia mandó por encima del larguero un gran pase de Araujo cuando estaba solo en el interior del área.

Domingos Duarte se vistió de ángel de la guarda para Rui Silva y le limpió una pelota a Iago Aspas cuando el de Moaña ya se disponía a encarar la meta visitante. Minutos más tarde, de nuevo Aspas, metió un gran balón al espacio para Nolito, que no logró rematar bien y su remate se fue desviado a la derecha de la portería.

▷ Leer  Diego Martínez: "Ha sido un partido muy incómodo para nosotros"

Una de las grandes noticias del partido fue la vuelta de Quini, que sustituyó a Foulquier en el minuto 75 y ponía fin a su mala racha de lesiones. Las buenas noticias se quedarían ahí, porque en el minuto 80, Miguel Baeza puso el segundo gol del Celta en el marcador en una jugada de infortunio para los intereses rojiblancos. Aspas se adentró en el área, dejó la pelota atrás y Baeza en primer momento remató al larguero, que repelió el balón y le rebotó en la cara a Santi Mina, nuevamente rebotó en Rui Silva y el balón le quedó manso a Baeza para que mandara el esférico al fondo de la red.

En el minuto 84, llegó la puntilla para el Granada. Iago Aspas realizó de nuevo una acción formidable y entrando por la banda derecha asistió a Fran Beltrán, que acababa de entrar al campo, para poner el tercero en el marcador a puerta vacía. El Granada intentó recortar distancias hasta el final pero no encontró recompensa ante un Celta que se supo defender de las acometidas visitantes. El partido se vio emborronado en sus últimos minutos debido a una tangana por una fea entrada de Yokuslu a Milla. Una vez en el suelo, el jugador del Celta dio un tirón de pelos incomprensible al centrocampista del Granada. El VAR alertó a Díaz de Mera y, tras revisar la jugada, expulsó con roja directa a Okay Yokuslu.

El Granada encadena su tercera derrota consecutiva en LaLiga Santander y ve como le remontan un partido por vez primera desde que Diego Martínez llegó al banquillo nazarí. El Granada se coloca en la octava plaza de la clasificación y la próxima semana recibirá al Huesca en el Nuevo Los Cármenes.

Ficha Técnica

Celta de Vigo: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Murillo, Araujo, Olaza; Tapia, Denis Suárez (Okay, 74′), Brais Méndes (Aidoo, 92′); Nolito (Baeza, 74′), Santi Mina, Iago Aspas.

Granada CF: Rui Silva; Foulquier (Quini, 75′), Vallejo (Soro, 82′), Germán, Domingos Duarte, Neva; Yangel (Gonalons, 60′), Milla, Machís, Luis Suárez (Soldado, 60′); Jorge Molina (Puertas, 46′).

Goles: 0-1, Luis Suárez (25′) ; 1-1, Nolito (27′); 2-1, Baeza (81′); 3-1, Beltrán (85′).

Árbitro: Isidro Díaz de Mera, del comité castellano-manchego. Amonestó a los locales Murillo, Tapia y Hugo Mallo. Expulsó con roja directa a Okay Yokuslu en el minuto 95; y a los visitantes Foulquier, Puertas, Soldado y Diego Martínez.

Incidencias: Partido disputado en el Estadio Abanca-Balaídos a puerta cerrada. Antes del comienzo se guardó un minuto de silencio en memoria de Diego Armando Maradona.