Foto: LaLiga

Esta alineación indebida solo se llevaría a efectos en caso de reclamación por parte de la Real Sociedad o cualquier equipo de LaLiga, algo que se antoja imprevisible

El Granada CF ha cometido alineación indebida en el partido ante la Real Sociedad. Tras el descanso, el Granada sustituyó a Roberto Soldado y Robert Kenedy para dar entrada a Dani Plomer y Fobi. En ese momento, el equipo rojiblanco se quedaba con 5 jugadores del primer equipo sobre el terreno de juego; Nehuen, Eteki, Machís, Jorge Molina y Luis Suárez. La norma nos dice que “el número mínimo de jugadores con licencia de la primera plantilla para la disputa del partido y durante todo el desarrollo del mismo que será de 5 jugadores de la primera plantilla, salvo que el club dispusiera de un número mayor (hasta 7) de jugadores de la primera plantilla habilitados para el encuentro”. El Granada solo podía sustituir durante el encuentro a jugadores del filial por jugadores del filial. Los siete futbolistas del primer equipo estaban obligados a jugar los 90 minutos.

▷ Leer  Aitor Karanka: "Podríamos haber disputado el partido ayer, como tocaba"

La alineación indebida solo se llevaría a efectos en caso de reclamación por parte de la Real Sociedad o cualquier otro equipo de LaLiga, algo que se antoja imprevisible dada la complejidad de la situación y las circunstancias en las que se ha disputado el partido.

En caso de consumarse la alineación indebida, lo único que cambiaría sería el resultado del partido, que pasaría a ser de 3-0 favorable al conjunto donostiarra. Las amonestaciones y las expulsiones dadas durante el partido se mantendrían. La alineación indebida no conllevaría sanción de -3 puntos para el Granada CF, que tendría que pagar una multa económica de entre 6.001€ y 9.000€. A pesar de las circunstancias que han envuelto el partido, el equipo nazarí ha dejado una buena imagen en el Reale Arena de San Sebastián.