Los jugadores entrenan por la tarde en la Ciudad Deportiva. Foto: Pepe Villoslada/GCF

El equipo volvió a los entrenamientos tras una semana larga confinados al declarar LaLiga brote en el desplazamiento a Chipre

Vuelve la normalidad en la Ciudad Deportiva tras unas semanas de nervios y dudas tras confirmarse los positivos de Puertas y Diego Martínez, unidos ya a los de José Alfonso Morcillo, preparador físico, Raúl Espínola, segundo entrenador, y del central Jesús Vallejo.

Hoy se daban cita en la Ciudad Deportiva tras superar las pruebas realizadas en el día de ayer y no detectarse ningún otro positivo en la plantilla y cuerpo técnico, para preparar el duelo del domingo en Los Cármenes contra el Real Valladolid.

En las fotos que el club publicó en su cuenta de Twitter, se vieron a todos los jugadores muy sonrientes, contentos tras el atropello provocado por LaLiga al permitir que se jugase el partido en San Sebastián con 17 bajas, hecho que provocó una larga convocatoria de canteranos del filial y juveniles y solo IGG positivos (anticuerpos) del primer equipo.

▷ Leer  Diego Martínez: "El equipo se rebela ante cualquier adversidad"