Antoñín celebra un gol con la elástica franjirroja. Foto: Rayo Vallecano

El joven malagueño está cedido al conjunto madrileño hasta final de temporada, donde es máximo goleador

No es ningún secreto que la cesión del joven malagueño Antoñín al Rayo Vallecano no fue plato de buen gusto para algunos granadinistas. La afición veía en él mucho desparpajo y compromiso, además del buen nivel mostrado durante la pretemporada en esa ‘stage’ de Marbella, donde anotó un gol al Betis en el último amistoso de pretemporada.

Pues bien, como dice la frase: » A veces un pasito atrás, son dos pasos adelante». La realidad es que lejos de que el chico de La Palmilla se frustrara al no tener sitio en la plantilla rojiblanca, se está destapando como goleador y viviendo uno de los momentos más dulces en su carrera deportiva. Todo ello bajo la tutela del exfutbolista Antoni Iraola, ahora entrenador del cuadro madrileño.

Antoñín es el actual ‘pichichi’ del Rayo; ha jugado un total de 14 partidos, 8 de ellos partiendo desde el once inicial, y ha anotado cinco goles, repartidos en cinco partidos: Málaga CF -su exequipo-, CF Fuenlabrada, Real Zaragoza, UD Logroñés, y UD Las Palmas.

▷ Leer  Semana decisiva en el Granada CF después del tropiezo en Bilbao