El técnico rojiblanco advirtió que el Huesca va a «exigir mucho desde el juego y la intensidad» y que algún jugador tendrá que forzar porque «lo demanda el equipo»

No habrán pasado ni 72 horas del último partido del Granada CF en su feudo, donde consiguió la clasificación europea ante el PSV, cuando la SD Huesca pise el verde del Zaidín para medirse a una escuadra rojiblanca mermada física y mentalmente por la alta carga de partidos.

Liga más competida

«Siempre ha sido así. Los factores externos que la rodean la hace todavía más imprevisible. Eso es lo que creo que estamos viviendo todos los equipos. El Huesca ha sido mejor que sus rivales en muchos momentos y nos van a exigir mucho desde el juego y la intensidad. Confiados en el equipo y confianza en lo que hacemos».

Clasificación europea

«Todo lo que sea conseguir objetivos es bueno para el equipo. Para el siguiente partido da igual lo que haya pasado antes. Mentalmente nos viene muy bien, pero cada partido es un melón por abrir, eso lo sabemos». 

Noviembre negro

«Intentar competir cada partido como si fuera el último. Eso es lo que queremos. La última vez que este equipo estuvo en Primera consiguió apenas veinte puntos. Desde la jornada 1 compitiendo tres veces en semana. La seña de humildad de este equipo no se pierde nunca».

▷ Leer  Paco López: "Nos vamos fastidiados porque veníamos con mucha ilusión"

Lesionados

«Esto es fútbol de alto nivel. Es muy difícil saber hasta qué punto están para disputar un partido de Primera. Hay alguno que tendrá que forzar para poder estar, porque lo demanda el equipo». 

Mediocampo

«Muchas veces la frescura física tiene que ver con la mental. El 4-3-3, al no estar jugadores tipo Montoro, Azeez o Vico, hace más difícil eso a la hora de gestionar el rendimiento. Por eso doy tanto valor a lo que hizo el equipo en la segunda parte del jueves». 

Horario

«Otro factor más. Menos tiempo de recuperación, pero tenemos que adaptarnos. Nos hubiese venido mejor jugar en otra franja horaria, pero no queremos excusas». 

Lateral derecho

«A día de hoy, no tenemos ni idea de quien va a jugar. Estamos contentos con todos. Lo que intentamos es poner a punto a todos los jugadores. Confiamos en todos y vamos a gestionar de la mejor manera este maratón de partidos. Eso significa que el Granada está creciendo. Voy a contar una anécdota: Un trabajador del club nos puso un cartel al llegar el llegar el viernes que ponía una fecha de quince años antes: Granada 4-1 Fuengirola Los Boliches, la misma fecha que el Granada se clasifica para dieciseisavos de Europa. Eso demuestra lo mucho que hemos crecido en tan poco tiempo. Yo con estos jugadores voy al desierto».