Foto: Pepe Villoslada/GCF

El Granada le pone el broche de oro a un 2020 extraordinario en lo deportivo tras vencer al Valencia en Los Cármenes

El Granada afrontaba su último partido de este glorioso 2020, en lo deportivo, ante un rival al que no le ganaba en Liga desde el año 1975. Mejor suerte tuvo el conjunto rojiblanco en Copa del Rey, en una noche mágica que aún sigue viva en el recuerdo de los aficionados granadinistas. El Granada accedió a las semifinales de la Copa del Rey tras vencer al conjunto ché con un doblete de Roberto Soldado.

Ambos equipos llegaban con dinámicas bien distintas a este partido. El Granada, a pesar de caer en Valdebebas la semana pasada, acumulaba una racha de 3 victorias consecutivas entre Liga y Copa. El Valencia se presentaba en el Nuevo Los Cármenes tras casi dos meses sin ganar en Liga, ya que su última victoria fue el 8 de noviembre ante el Real Madrid.

Los primeros minutos del choque fueron de tanteo inicial, no teniendo ninguno de los dos equipos ninguna ocasión clara de peligro. El Granada reclamó penalti sobre Soldado en un lance dentro del área, pero Cordero Vega no lo decretó. En el minuto 10 de partido, Kenedy puso un centro al área que propició un mal despeje de Mangala que aprovechó Suárez para conectar un remate que se marchó a saque de esquina.

El Granada dominaba el partido y en el minuto 14 llegó una de las jugadas polémicas del partido. Anotó Kenedy tras un fuerte disparo desde la frontal, pero el gol fue anulado por falta previa de Foulquier sobre Jason en el inicio de la jugada. Díaz de Mera alertó desde el VAR a Cordero Vega para que fuese a revisar la acción al monitor. El cántabro mostró además tarjeta amarilla a Foulquier por la falta sobre Jason.

Tras el gol anulado, el Valencia se metió de lleno en el partido y pasó a ser protagonista, con una doble ocasión que casi adelanta a los visitantes. Primero fue Gameiro el que puso a prueba a Rui Silva, que respondió con una gran parada. En el mismo rechace de esa acción, Guedes remató de cabeza para que nuevamente el guardameta luso acabase con las ilusiones valencianistas.

El Valencia aprovechó su buen momento en el partido para adelantarse en el marcador. Esquerdo robó la pelota en la frontal de su área para montar un contragolpe que acabó con el balón en los pies de Cheryshev que, incomprensiblemente libre de marca, tuvo tiempo para pararse, mirar y poner el balón en el segundo palo para que Gameiro empujara la pelota al fondo de la portería.

Al borde de descanso llegó para el Granada la fortuna que no le había acompañado a lo largo de la primera mitad. Kenedy, de falta directa, puso el empate en el marcador. Su potente disparo tocó en Gameiro, que estaba junto a la barrera, y el balón se coló en la portería de Jaume. El fútbol hizo justicia y el Granada se fue al descanso con empate en el marcador.

▷ Leer  Bryan Zaragoza sigue creciendo en el Granada CF

La segunda parte se presentaba movida tras lo acontecido en el primer acto. Lo cierto es que las ocasiones de peligro tardaron en llegar. La primera la tuvo Luis Suárez, que fue el jugador que mas peligro generó sobre el área valencianista. En un balón largo al espacio de Gonalons, de nuevo Suárez estuvo cerca de adelantar a los rojiblancos, tras robarle un balón dentro del área a Diakhaby y mandar un disparo fuera y demasiado cruzado.

En el ecuador de la segunda parte llegó la jugada de más peligro a favor del Granada. Foulquier se internó en el área rival y, tras hacer una pared con Suárez, realizó un disparo que entre Jaume y el palo impidió que se marchara para dentro.

A partir de aquí, empieza el descontrol en el partido. Hasta tres expulsados hubo en el encuentro en apenas seis minutos. Primero fue Jason el que se marchó del partido tras recibir la segunda tarjeta amarilla por una patada sin balón a Domingos Duarte. Tres minutos más tarde fue Guedes el que dejó a su equipo con nueve jugadores, tras ver la roja directa por decirle algo a Cordero Vega. La sucesión de expulsiones acaba en el minuto 76, cuando Domingos Duarte es expulsado con tarjeta roja directa por una dura falta sobre Manu Vallejo.

Después de la sucesión de expulsiones, volvió a reinar el fútbol. Un nuevo partido de diez contra nueve que duraría quince minutos. Previamente Diego Martínez dio entrada a Soro y Molina para dar frescura al ataque nazarí. El Granada se volcó en ataque, dejando descuidada a veces su retaguardia. La recompensa para el Granada llegó en el minuto 88. Jorge Molina anotó el 2-1 con gran cabezazo tras un gran centro medido de Alberto Soro. El partido se fue hasta el 96, pero el resultado ya no cambiaría y el conjunto rojiblanco se quedaba con los tres puntos.

El Granada se queda sexto clasificado con 24 puntos en la clasificación de LaLiga Santander. Ya en año nuevo, el día 3 de enero a las 18:30, los hombres de Diego Martínez se desplazarán hasta Ipurua para enfrentarse al Eibar.

Ficha Técnica

Granada CF: Rui Silva; Foulquier (Quini, 73′), Germán, Domingos Duarte, Neva; Puertas (Soro, 73′), Yangel Herrera, Gonalons, Kenedy; Soldado (Molina, 67′) y Suárez (Vallejo, 88′).

Valencia CF: Jaume; Wass, Diakhaby, Mangala, Gayà; Jason, Esquerdo (Koindredi, 87′), Soler, Cheryshev (Musah, 75′); Guedes y Gameiro (Manu Vallejo, 65′).

Goles: 0-1, Gameiro (36′); 1-1, Kenedy (45′); 2-1, Molina (88′).

Árbitro: Cordero Vega, del comité cántabro. Amonestó a los locales Foulquier, Yangel, Puertas y Gonalons; y a los visitantes Wass, Mangala. Expulsó a Domingos Duarte (76′), por doble amarilla a Jason (70′) y a Guedes (73′).

Incidencias: Partido disputado en el Nuevo Los Cármenes a puerta cerrada.