Los jugadores celebran la séptima plaza sobre el verde del Nuevo Los Cármenes. Foto: Pepe Villoslada/GCF

El Granada despide un 2020 inolvidable para su afición. Séptimo en Liga, en dieciseisavos de la Europa League y clasificado para la segunda ronda de Copa del Rey. En esta entrega repasaremos todo lo que ha deparado este año desde mayo hasta agosto

El mes de mayo fue de esperanza para toda la sociedad. Se permitió la salida de los domicilios por franjas horarias, y para los enfermos del fútbol y los ‘locos’ del Granada, se volvió a los entrenamientos. El Recreativo Granada se salvó al suspender la RFEF las ligas y no tener en cuenta los descensos, y al Granada Femenino le arrebataron el sueño del ascenso.

No obstante, hubo noticias complicadas en el club, ya que se detectaron varios casos positivos en la vuelta a los entrenamientos, uno de ellos el de Yangel Herrera, con quien no pudo contar Diego Martínez hasta que el venezolano superara la enfermedad. Eso sí, llegó la noticia más esperada para todos los aficionados: la vuelta a los terrenos de juego. LaLiga fijó el Granada – Getafe para el 12 de junio, y tres días después se disputaría el derbi en el Villamarín.

Junio dio la entrada con la marcha de Vadillo al Celta de Vigo tras no renovar por el Granada. Un mazazo para algunos seguidores, que esperaban que el gaditano renovara con el club que le dio la oportunidad en su día.

Vuelta a lo grande

El frío de los estadios sin aficionados pareció no afectarle en exceso a los rojiblancos, que solventaron la vuelta a la normalidad remontando al Getafe con doblete de Carlos Fernández. Una victoria que dejaba a los de Diego Martínez a un punto de Europa League y a cinco de posiciones Champions.

El mejor año futbolístico de nuestras vidas (II), GranadaCFWeb
Carlos Fernández y Gil Dias celebran el segundo gol frente al Getafe. Foto: Pepe Villoslada/GCF

Tres días después el Granada visitaba el Benito Villamarín para intentar seguir con su racha, y rescató un empate en el último minuto gracias al gol de Soldado, recién ingresado en el terreno de juego terminando así el encuentro igualado a dos. El equipo volvió a competir el domingo de la misma semana ante el Villarreal en duelo por la parte de arriba que acabó llevándose el submarino amarillo por la mínima. El cansancio pesó mucho en las piernas de la plantilla, que fue el equipo que más minutos repartió entre sus jugadores. Para terminar junio aguardaba una salida a Butarque ante el Leganés, en un partido que se saldó con empate a nada, pero del que pudieron salir derrotados los nazaríes de no ser por el penalti detenido de Rui Silva. Frente al Eibar en Los Cármenes, la escuadra granadina cayó derrotada por 1-2; siendo así la primera vez que el Granada CF encadenaba una racha de dos partidos ligueros consecutivos perdiendo como local desde la temporada 2026/17.

Julio se vistió de dulce

El séptimo mes del año entraba fuerte. El Granada consiguió su objetivo, la salvación, tras vencer en Mendizorroza con un contundente 0-2 con goles de Antoñín y Soldado. Este hecho hacía avivar la llama europea para los rojiblancos, que a pesar de los últimos resultados, se reenganchó de nuevo arriba. Días después pisaba Los Cármenes el Valencia en un partido con poca suerte para los nazaríes, pero del que consiguieron salvar un punto gracias gol de falta de Vico que supuso el 2-2 definitivo.

▷ Leer  Diego Martínez: "Tenemos que competir y dar lo mejor de nosotros"

«Ha ganado el Valencia, queda la Real y nosotros…», dijo Ander Capa antes del duelo en el Reale Arena entre rojiblancos y ‘txuriurdines’. Lo que no sabía es que este equipo sorprende a propios y extraños y profanó Anoeta con gol de Duarte en el 88′ para meterse de lleno en la pelea por Europa.

Por ahí andaba el Real Madrid, que acabó encerrado en Los Cármenes, pero que consiguió una victoria por 1-2 que le acercaba al título y alejaba al Granada de posiciones europeas. A pesar de ello, seguía siendo posible, y las opciones de los pupilos de Diego Martínez pasaban por ganar en Son Moix ante un Mallorca que se jugaba la salvación. A pesar de comenzar perdiendo, Víctor Díaz y Carlos Fernández anotaron los goles de la remontada rojiblanca y dejaban todo por decidir en la última jornada frente al Athletic Club en Los Cármenes.

El Granada no dependía de sí mismo en la última jornada. Debía ganar y esperar resultados en Madrid, Sevilla y Valencia para confirmar la clasificación europea. Los rojiblancos hicieron su trabajo goleando a lo leones por 4-0, el Sevilla hizo lo propio con el Valencia, la Real empató en el Wanda y el Levante echó una mano en La nuca venciendo al Getafe con gol en el último minuto de Coke de rebote. Después de unos meses duros, este equipo expandía una ola de alegría por toda la provincia.

El mejor año futbolístico de nuestras vidas (II), GranadaCFWeb
Víctor Díaz y Carlos Fernández se abrazan tras conseguir la primera clasificación europea del club en noventa años. Foto: Pepe Villoslada/GCF

Julio cerró la persiana con la ansiada incorporación de Luis Milla a las filas granadinistas, la renovación de Soldado y Neva y la compra de Foulquier.

En agosto y principios de septiembre se sucedieron los fichajes de Jorge Molina, que dio positivo en COVID cuando llegó junto a Machís y Eteki, y Alberto Soro. La cesión de Vallejo y la compra de los derechos de Gonalons. Además, el Granada conoció a su rival en la primera de las tres previas europeas que debía superar para estar en la fase de grupos de la UEFA Europa League, el KF Teuta albanés.

Sin tiempo para digerir el curso anterior, los nazaríes iniciaron el ‘stage’ de pretemporada en Marbella con una contundente derrota ante el Valladolid. A ello le sucedió un empate añádame ante el Málaga CF y otra derrota ante el Betis. Una pretemporada en la que la escuadra rojiblanca no logró ganar ningún partido de los tres disputados, y en el horizonte ya se veía el inicio de Liga…

[CONTINUARÁ]