El técnico granadinista atendió a los medios de comunicación en la rueda de prensa telemática posterior a la derrota ante el FC Barcelona

El Granada ha consumado en el día de hoy su segunda derrota consecutiva en LaLiga Santander. El conjunto rojiblanco ha caído goleado por 0-4 ante el FC Barcelona, con un doblete de Griezmann y otro de Messi. El entrenador del Granada, Diego Martínez, ha atendido a los medios de comunicación en la rueda de prensa telemática posterior al encuentro.

El técnico nazarí ha comenzado la rueda de prensa valorando la resaca que deja el partido, «espero que anímicamente ninguna, sabemos que en esta temporada tenemos que tener resaca emocional cero, y físicamente no lo sé. Ha sido una derrota muy contundente, creo que empezamos muy bien el partido y ellos no estaban cómodos. Cuando te enfrentas a un equipo así, con tanta eficacia es muy difícil. Después hemos decidido dosificar los esfuerzos y gestionar el partido de la mejor manera».

Las jugadas polémicas

«Creo que ya me conocéis, siempre respetamos a los árbitros y las decisiones que tomen. No tengo nada que comentar».

Gestión de los minutos

«Está siendo muy difícil configurar al equipo. Montoro ha jugado mucho más de lo que debía, pero entendíamos que en el plan de partido para poder ganar, él era importante. Milla ha jugado también más de lo que debía, pero tenemos que ver como sigue, vamos a ver cómo se siente estos días. Hemos dado descanso a Neva tras una carga importante de minutos y esperamos que el equipo recupere para poder competir el martes. Está siendo difícil, pero la actitud es buena y todos dan lo mejor. Llevamos 28 partidos, hoy con resultado adverso pero ya pasó, toca pensar en lo siguiente. Tenemos mucha ilusión y estamos con mucha confianza».

▷ Leer  Un misil de Kenedy dispara al Granada CF (2-2)

Todo salió mal

«Siempre se pueden hacer las cosas mejor, incluso cuando ganas. La eficacia del impacto anímico del 0-2 nos hizo daño. El año pasado hicimos gol en la primera jugada y se nos puso de cara, este año ha sido al revés y se le ha puesto de cara a ellos. Es difícil ante este tipo de equipos. Hay cosas que mejorar, pero hoy ha sido de esos días en los que todo sale mal».