El técnico del Granada deseó al Málaga una pronta vuelta a Primera, y que el duelo de mañana «tiene muchos ingredientes atractivos»

En condiciones normales estaríamos hablando de una fiesta del fútbol andaluz. Un Málaga-Granada por todo lo alto. El conjunto malacitano consiguió la clasificación para dieciseisavos de final tras eliminar al Real Oviedo con gol de Chavarría a un minuto del final. Por su parte, el Granada eliminó con mucho sufrimiento a la Cultural Leonesa en el Reino de León.

«Un partido de rivalidad regional contra un equipo que lo está haciendo bien en su liga», advirtió Diego Martínez. «Tiene muchos ingredientes atractivos, es el partido en el que el espectador puede disfrutar», añadió el técnico nazarí.

Hacía dos años que ambos conjuntos no se veían las caras. Fue el 1 de diciembre de 2018, cuando el Granada venció en martiricos por la mínima con un solitario gol de Montoro. «Recuerdo que fuimos a La Rosaleda cuando el Málaga no había perdido como local y conseguimos ganar», evocó el gallego. «Hay que valorar la posición que tenemos y desearle al Málaga que consiga estar en Primera cuanto antes, porque si algo demostró aquello es el cómo disfrutar el fútbol por las previas entre ambas aficiones«. 

▷ Leer  El Recreativo confirma sus buenas sensaciones (3-2)

Descanso

Los jugadores rojiblancos han gozado de dos días de descanso después de vencer a Osasuna el martes en Los Cármenes. «Hemos tenido un par de días para coger aire, la mente y el cuerpo de los jugadores lo necesitaban», reconoció el entrenador. «Cuantas más competiciones juguemos mejor, eso es síntoma de crecimiento para el club. Estamos dando todo lo que tenemos en cada partido, no puedo pedirle más a los jugadores. Lo que nos gusta es competir y eso es lo que vamos a intentar el domingo«, concluyó.