El técnico rojiblanco avisa de la dificultad de ganar en Ipurúa, que se antoja aún más complicado con las condiciones climatológicas adversas

Primera rueda de prensa del año y el Granada afronta en la tarde de mañana su primer partido de 2021. Lo hará ante el Éibar, el peor equipo local de LaLiga, aunque eso no exima de la exigencia de ese duelo.

Ipurúa

«Es muy exigente. «Un equipo que lleva con su misma propuesta muchos años. Que tienen una constancia en el juego muy alta. Ese tipo de partido te exige adaptarte e ilusionarnos por el competir por los tres puntos».

Fecha del partido

«Es nuestra realidad. Somos unos privilegiados por poder vivir de esta profesión. Desde la jornada 1 llevamos superando inconvenientes. Es nuestra manera de ser. Lo hacemos con naturalidad».

Lesionados

«Poco a poco se van incorporando -Machís, Víctor Díaz y Vico-. No sabemos si estarán para mañana, a ver después del último entrenamiento». 

▷ Leer  Robert Moreno: "Vamos a revertir esta situación todos juntos"

Kenedy

«Buscamos la estabilidad del equipo. Para eso tenemos una plantilla. Nos alegramos de su rendimiento que ha estado condicionado por la lesión. Buscamos rendimiento de equipo, no de casos concretos». 

Lo futbolístico, lo único bueno de 2020

«Sentimos el cariño y orgullo de los aficionados; nos lo transmiten con esa conexión que siempre hemos tenido. Es fantástico que lo que ha hecho el Granada sea motivo de sonrisa para la gente en este último año». 

Ipurúa nevado

«En mi año en Pamplona hicimos un máster en condiciones climatológicas. Evidentemente que cambia, vamos a ver de aquí a mañana. Si ya de por sí es complejo, este es un factor más. 

Jorge Molina

«Orgullosos de él, juegue cinco, diez, o noventa minutos. Había voces críticas entorno a su rendimiento. Ni la crítica ni las flores van a impregnar nuestra manera de pensar sobre él».