Ter Stegen detiene el balón a Soldado. Foto: Pepe Villoslada/GCF

Los rojiblancos caen con estrépito ante el FC Barcelona con dos tantos de Griezmann y Messi

Tres días después de lograr la sufrida clasificación para dieciseisavos de final de Copa del Rey contra la Cultural Leonesa en el Reino de León, recibía el Granada en el Nuevo Los Cármenes al ‘todopoderoso’ FC Barcelona, que llegaba a tierras andaluzas sin jugadores claves como Ansu Fati, Piqué o Lenglet; pero con el joven Ilaix Moriba como novedad, y con un Pedri a un nivel espectacular.

Diego Martínez presentó un once repleto de novedades, con Rui Silva defendiendo la portería rojiblanca, con Germán y Domingos de centrales, y el incombustible Neva y Fouqluier escoltándolos por las bandas. Montoro y Eteki fueron las novedades en la medular, que completaría Yangel Herrera. Y arriba, Machís y Puertas acompañaron a Roberto Soldado en punta de ataque. 

Antes de comenzar el encuentro hubo un cambio de última hora en el elenco puesto en liza por Ronald Koeman. Samuel Umtiti, sustituiría a Araújo en el central izquierdo culé. 

No tardarían los rojiblancos horizontales en dar el primer susto a los de Ronald Koeman con un disparo de Antonio Puertas tras recuperación de Herrera que repelió con una mano providencial Ter Stegen a saque de esquina. No se arrugó el Barça y tras un fallo de Germán en el envío, el canario de moda dirigió el balón por el campo granadinista ‘como Pedri por su casa’, aunque la defensa pudo gestionar correctamente la situación.

En la siguiente jugada llegó el gol culé con tres zagueros nazaríes marcando a Messi, el astro-argentino la cedió a Busquets, que quiso darle un pase a Griezmann y al final acabó siendo Soldado quien se la pusiera en bandeja al francés al intentar despejar el balón. De Burgos Bengoetxea dio gol basándose en el reglamento, que indica que solo se debe señalar fuera de juego en este tipo de jugar si es un rebote involuntario; y no es el caso de esta jugada.

Y como no, siempre en este tipo de partidos hay un punto picante de polémica y el segundo gol de los visitantes, obra de Leo Messi, viene de una mano clara de Sergio Busquets al inicio de la jugada. Esta vez, nadie se explica qué pudo pasar para que no se anulara este gol y el de Kenedy hace dos semanas contra el Valencia sí por una acción similar. A veces da la sensación de que el VAR y su aplicación genera más dudas que antaño, cuando no había Videoarbitraje.

Cuando la primera parte veía llegar su final, Eteki -para rizar más el rizo- cometió una falta absurda sobre Pedri en la frontal del área al dejarle el brazo. El final, antes de contarlo, ya lo saben. Para Messi este tipo de faltas son gol en su mayoría, y no fue esta una excepción. El de Rosario la clavó fuerte y abajo al palo defendido por Rui Silva y mató el partido definitivamente en el 43’.

▷ Leer  Pizarro Gómez arbitrará el Villarreal-Granada

Movió ficha a la vuelta del descanso el técnico vigués introduciendo a Luis Suárez, Milla, y Vallejo de una vez al tapete de Los Cármenes en detrimento de Soldado, Montoro, y Neva. El madrileño volvió a los  terrenos de juego tras superar la Covid-19 y estar 10 días de baja. Surtió efecto el sacar a Suárez en el ataque. Nada más ingresar en el terreno de juego, el colombiano provocó la amarilla a Mingueza y dotó a los suyos de más velocidad arriba.

En el tramo que va desde el minuto 50 hasta el 60 no se vio mucho sobre el verde, más allá de un intento del joven de Jong que se march´ño por poco por encima de la portería de Rui Silva; y un disparo muy alto de Machís a centro de Luis Milla. 

Quiso romper esos momentos de pausa los pupilos de Koeman, y tras un pase picado de Dembélé, Griezmann con un solo toque la puso dentro en una jugada en la que Germán no llegó a cerrar del todo el chut del galo, cuestionado por cierto durante toda la temporada, pero que hoy en el Zaidín parecía haberse reconvertido a su etapa como colchonero.

A diez minutos del final del encuenro, de Burgos Bengoetxea sancionó una falta de Vallejo sobre Braithwaite con tarjeta roja para el jugador aragonés. Una expulsión sin mucho que objetar, ya que el defensa rojiblanco era el último defensa.

Lo único reseñable del Granada fue alguna que otra acción individual de Kenedy, quien con sus regates dejó detalles en el partido. Uno de los únicos intentos en la segunda mitad fue suyo también. 

A priori, esta no es la liga del Granada. Un rival con mucho más potencial y nivel que lucha por otras cotas. El duelo directo es el del martes, donde los nazaríes juegan en casa por segundo partido consecutivo. Esta vez ante Osasuna, en el partido atrasado que tenían ambos correspondiente a la jornada 4 de LaLiga Santander. 

Ficha técnica

Granada C.F. [0]: Rui Silva; Foulquier, Germán, Domingos Duarte, Carlos Neva (Vallejo, min. 46’); Yan Eteki, Montoro (Milla, min. 46’), Yangel Herrera (Soro, min. 67’); Puertas, Machís (Kenedy, min. 64’), y Soldado (Luis Suárez, min. 46’).

F.C. Barcelona [4]: Ter Stegen; Dest (Junior, min. 81’), Mingueza, Umtiti, Jordi Alba; Busquets, Pedri (Trincão, min. 73′), de Jong (Pjanić, min. 65’); Dembélé (Riqui Puig, min. 73’), Griezmann, y Messi (Braithwaite, min. 65’).

Goles: 0-1, Griezmann (12’); 0-2, Messi (35’); 0-3, Messi (43’); 0-4, Griezmann (63’).

Árbitro: Ricardo de Burgos Bengoetxea (comité vasco). Amonestó a los locales Soldado y Luis Suárez; y a Mingueza, Busquets y Jordi Alba por parte del Barcelona. Además expulsó al rojiblanco Jesús Vallejo (78’), y de la Fuente por los visitantes. 

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 18 de LaLiga Santander. Disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes sin presencia de público en las gradas debido a las restricciones por la COVID-19.