Once del Granada hoy en Ipurúa. Foto: Pepe Villoslada/GCF

El conjunto armero logra la victoria con actuación estelar de Bryan Gil en Ipurúa, que sigue siendo maldito para el Granada CF

3 de enero y el Granada se pone las pilas para el año que acaba de entrar. Hoy le tocaba viajar hasta Éibar, un paisaje frío y a su vez acogedor, pero nada fácil para los rojiblancos, que nunca han logrado salir victoriosos ante el cuadro armero. Si a eso le añadimos el estado del césped de Ipurúa, era ya algo quimérico pensar que los de Diego Martínez sacarían algo positivo de tierras vascas.

Es punto clave a destacar la camiseta con la que disputaría el conjunto granadino el encuentro de hoy, la tercera equipación, misma con la cayó derrotado de manera contundente ante el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano por 6-1 y que volvía a ser protagonista de otro tropiezo como visitantes. 

Diego Martínez repetía de sistema, el mismo le dio la victoria ante el Valencia; un 1-4-4-2 con dos únicas novedades en el once respecto a la jornada anterior: Vallejo y Quini en detrimento de Foulquier y Domingos Duarte -el primero de ellos por acumulación de tarjetas, y el segundo por ver roja directa tras una patada a Manu Vallejo en una contra-.

Nada más dar comienzo el encuentro tuvo el Granada el primer acercamiento al área local con un centro de Quini que remata Suárez de primeras muy ajustado al primer palo de la portería defendida por Dmitrović. Unos primeros minutos de toma y daca en los que se vio muy activo Suárez, peleando con toda la defensa azulgrana y provocando las dos amarillas a los de Mendilibar. 

Los rojiblancos intentaban buscar las cosquillas a la defensa del Eibar, muy adelantada como de costumbre, con balones largos a la espalda de estos, aunque no con mucho éxito, ya que cuando  colaba, ya estaba ahí Dmitrović en plan portero de discoteca con sus salidas jugando de líbero.

Sin embargo, el cuadro armero no cesaría en su empeño de prolongar la mala racha de los nazaríes ante ellos. Un muy eléctrico Bryan Gil centró al área par que Kike, rematando a bocajarro, se encontrara con una respuesta incontestable de Rui Silva; fiel a sus reflejos felinos, el de Águas Santas desvió el intento al palo para que posteriormente Germán despejara a córner.

Poco más se vio sobre el tapete de Ipurúa más allá de los pequeños duelos dentro de este gran duelo: los Quini – Bryan Gil; Kenedy – Pozo; Germán – Kike; Suárez… Bueno, Luis peleaba con todos en una primera parte que acabó con empate a nada. 

El segundo asalto se antojaba complejo por las condiciones del verde de Ipurúa, muy pesado tras la brega de la primera mitad entre ambos equipos. A los diez minutos de la reanudación Yangel cometió un penalti de esos ‘tontos’ que se suelen cometer en este tipo de partidos. El venezolano metió el pie golpeando el tobillo de Enrich y Mateu Lahoz decretó penalti con el visto bueno Sánchez Martínez desde el VAR. 

El encargado de ejecutar el lanzamiento sería Edu Expósito, que se encontró con la respuesta de Rui Silva adivinándole el sitio, aunque en el rechace Bryan Gil, el más listo de la clase, se adelantó a toda la defensa -en fe- para hacer el primer tanto de los suyos. Tras este tanto los pupilos de José Luis Mendilibar se encontraban muy cómodos sobre el verde, manejando los tiempos. 

▷ Leer  Rentao Yi escribe una carta dirigida al granadinismo

Quiso reanimar Diego Martínez a su equipo introduciendo aire fresco: Molina, Soro y Eteki sustituían a Soldado, Kenedy y Gonalons en las filas rojiblancas. Cambios que casi dan sus frutos en una combinación entre Molina y Suárez en la que el guardameta local tapó a la perfección el intento del ariete colombiano. A los pocos minutos insistió el mismo protagonista con la respuesta del mismo de la anterior ocasión. Dmitrović fue un muro para un peleón Suárez en el día de hoy.

A pesar de animarse el Granada, eran los guipuzcoanos quienes llevaban el peso del partido, y también las ocasiones. Dio minutos el entrenador vigués a Víctor Díaz, quien tuvo la difícil papeleta de bailar con el joven barbateño Bryan Gil después de estar meses sin competir por su lesión. Y en la primera que le tuvo encima, cayó el segundo para los locales con un derechazo del extremo cedido por el Sevilla imposible para Silva; y a punto fueron de ser tres de no ser por la aparición -otra vez vital- de Rui Silva a disparo de Kike García. 

Otro intento fallido de los rojiblancos de asaltar el feudo armero, donde no ha ganado nunca el Granada. El próximo partido en el que los de Diego Martínez tendrán la oportunidad de reencontrarse con la victoria será el día de Reyes a las 17:00 horas ante la Cultural Leonesa en la segunda ronda de Copa del Rey.

Ficha técnica

S.D. Eibar [2]: Dmitrović; Pozo, Bigas, Oliveira, Rafa Soares; Diop, Edu Expósito, Inui (Arbilla, min. 68’), Bryan Gil; Sergi Enrich (Muto, min. 75’), y Kike García (Sergio Álvarez, min. 90’). 

Granada C.F. [0]: Rui Silva; Quini, Germán, Vallejo, Neva (Víctor Díaz, min . 75’); Gonalons (Yan Eteki, min. 65’), Yangel Herrera, Puertas, Kenedy (Soro, min. 65’); Luis Suárez, y Soldado (Jorge Molina, min. 65’). 

Goles: 1-0, Bryan Gil (55’); 2-0, Bryan Gil (76’).

Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz (comité valenciano). Amonestó a los locales Diop y Edu Expósito; y a Germán por parte del Granada.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 17 de LaLiga Santander. Disputando en el Estadio Municipal de Ipurúa sin presencia de público en las gradas por la pandemia de COVID-19.