El técnico granadinista atendió a los medios de comunicación en la rueda de prensa telemática posterior al partido ante el Levante UD

El Granada ha rescatado un punto ante el Levante gracias a un golazo de Roberto Soldado en el descuento. Los hombres de Diego Martínez han vuelto a hacer gala de la Eterna Lucha y han peleado hasta el último suspiro para conseguir un meritorio empate que dará moral a un equipo que acumula muchos minutos en las piernas. El técnico gallego compareció ante los medios de comunicación en la rueda de prensa telemática posterior al partido.

Diego Martínez ha comenzado su intervención agradeciendo el esfuerzo de sus jugadores, «quiero dar la enhorabuena a todos os jugadores. Llegábamos al partido en una circunstancia límite. Pocas veces un equipo tiene tantos palos en las ruedas. Veníamos a enfrentarnos ante un gran rival. Conseguimos reponernos dos veces del marcador en contra. Si nos hubiésemos adelantado con la primera ocasión de Kenedy, el partido hubiera sido otro. Ellos se adelantaron, empatamos, se volvieron a adelantar y el alma de este equipo es extraordinaria y es lo que nos ha hecho empatar».

Dificultad para preparar el partido

«Es muy difícil preparar un partido con tan poco tiempo de recuperación porque no puedes hacer cambios necesarios. En el acierto está la clave de todo y hemos remontado dos veces. Eran manos a manos contra balas, porque son muy rápidos, pero el Granada se lo merecía porque tiene alma y Roberto (Soldado) se lo merece porque es un excelente capitán y lo llevaba buscando un tiempo. Ojalá el Granada cada vez que esté en Primera división en la jornada 22 tenga 30 puntos».

▷ Leer  Víctor Díaz, positivo en Covid-19

El equipo nunca se rinde

«Está claro que no nos rendimos nunca, es uno de nuestros valores. Todo depende de los jugadores. Nuestros líderes de dentro del vestuario son los referentes de este equipo, y el alma competitiva y no rendirse lo es todo para un entrenador. Lo que han hecho estos jugadores es maravilloso».

Debut de Adrián Marín

«Le agradecemos la predisposición. Neva venía con una molestia y nos arriesgábamos a lesionarlo para más tiempo si jugaba hoy. Había jugadores con mucho desgaste. Adrián nos ayudó en esos primeros 45 minutos y ojalá tengamos más tiempo para trabajar con ellos. El equipo necesita los dos días de descanso que van a tener. Necesitamos reponernos. No me voy a cansar de dar gracias a mis jugadores por lo que están haciendo».