Foto: Pepe Villoslada/GCF

El Granada firma una histórica victoria ante el Nápoles y viajará a Italia con dos goles de ventaja en la eliminatoria gracias a los tantos de Yangel Herrera y Kenedy

Una nueva cita con la historia aguardaba al Granada en el barrio del Zaidín. Por primera vez en su historia, el club rojiblanco afrontaba una eliminatoria de fase final de competición europea. La gran espina que queda en el recuerdo nazarí es la no presencia de público en las gradas de un precioso Nuevo Los Cármenes que respiraba noche grande de fútbol. Como rival aguardaba el Nápoles, un histórico club italiano mermado por las bajas pero que aún así llegaba con la vitola de favorito a este choque. Hasta 9 bajas acumuló el equipo de Gattuso, pero que a pesar de eso puso en liza un grandísimo once con el internacional español Fabián Ruíz y el italiano Lorenzo Insigne como principales estrellas. Con muchas bajas llegó también al partido el Granada CF de Diego Martínez, que solo pudo contar con un único delantero puro para todo el partido, el veterano Jorge Molina. Finalmente Germán Sánchez se quedó en el banquillo y el técnico gallego dio la titularidad a Jesús Vallejo en el eje de la zaga. No sin dificultad llegaron a tiempo para este partido los tres tenores del centro del campo. Montoro, Yangel Herrera y Gonalons pudieron ser titulares en este trascendental partido.

El partido comenzó con un Granada que salió a presionar arriba, sin miedo. La primera ocasión de peligro no tardó en llegar. Robert Kenedy realizó una fantástica ruleta para zafarse de dos defensores y percutir por banda derecha, sacando un centro al área que no acertó a rematar Jorge Molina. La réplica napolitana llegó minutos más tarde en un córner botado por Insigne que remató alto Elmas en el segundo palo. El choque entró en un intercambio de posesiones pero sin demasiado peligro. El Granada era el que más lo intentaba y fruto de ello iban llegando las buenas sensaciones rojiblancas. El peligro se gestaba especialmente en la banda derecha, donde un inspirado Kenedy manejaba a su antojo esa zona del campo. Un gran pase picado del brasileño por encima de la defensa le sirvió a Foulquier para, sorprendiendo desde atrás y realizando un sombrero a Maksimovic, poner a prueba a Meret, que realizó una valiente salida para taponar el disparo del francés.

En el minuto 19 llegaría la recompensa al buen hacer de los hombres de Diego Martínez. De nuevo Kenedy sacó un magistral centro al segundo palo que cabeceó Yangel Herrera al fondo de la red tras un salto prodigioso. Casi con la adrenalina de la celebración del primer tanto, llegó el segundo. El Granada cazó a la contra al Nápoles. Una fulgurante conducción de Machís desde campo propio y una apertura a la izquierda fueron la antesala del espectacular disparo cruzado que sacó Kenedy para poner la segunda diana en el casillero nazarí. Tras la celebración del segundo tanto se retiró lesionado Jesús Vallejo, aquejado de unas molestias en la parte posterior del muslo derecho. Germán tomó el relevo del aragonés en el eje de la zaga.

El Nápoles quedó noqueado con esos dos zarpazos rojiblancos y le costó volver a entrar en el partido. Fabián trató de resucitar a los suyos en el partido con varias jugadas de mérito que acabaron sin peligro sobre el área granadinista. La más clara para los italianos llegó con un centro chut de Mario Rui, que se incorporó por la banda izquierda y puso un balón peligroso que ningún compañero logró rematar para acortar distancias. El Granada seguía aprovechando los contragolpes como arma ofensiva principal. El tercer gol del partido estuvo cerca de llegar antes del descanso, gracias a una gran carrera de Machís, que sirvió un balón que Jorge Molina quiso rematar de espuela, pero Maksimovic le negó el gol de la noche al delantero de Alcoy.

▷ Leer  Robert Moreno: "Montoro está disponible"

Los minutos finales del primer acto dejaron patentes lo importante que es Maxime Gonalons en el esquema de Diego Martínez. El francés se hizo el dueño silencioso de la zona medular del campo y fue uno de los más destacados. El Granada llegó al descanso con la ventaja de dos goles en el marcador.

La segunda parte comenzó con un cambio en el once visitante. Gattuso dejó en el vestuario a Politano para dar entrada a Zielinski. El equipo italiano salió con otro aire al segundo acto, tratando de imponer su juego para conseguir acortar distancias. Lo cierto es que el Granada esperó bien parapetado atrás durante gran parte de los segundos 45 minutos. Kenedy robó un buen balón en la derecha y montó un contragolpe, que se vio desbaratado por un mal centro del brasileño, que no encontró a Machís en el segundo palo.

Neva volvió a ser decisivo para los intereses rojiblancos, no solo por su buen partido, sino también por realizar un corte providencial a Oshimen que evitó el primer tanto napolitano. Minutos más tarde fue Zielinksi el que puso a prueba los dominios de Rui Silva, pero su remate no encontró portería y se fue alto. Eran los mejores minutos del Nápoles en el partido. En el ecuador del segundo periodo, Diego Martínez decidió hacer un doble cambio en las bandas, Soro y Puertas entraron por Machís y Kenedy para tratar de aportar frescura en el juego exterior.

A balón parado también lo intentaron los hombres de Gattuso. Mario Rui puso una buena bola al interior del área y Rrahmani, que estaba libre de marca, remató de forma defectuosa por encima del larguero. El Granada se limitó a tener posesiones largas e intentar aprovechar algún que otro contragolpe. Montoro tuvo una buena ocasión al conectar un disparo desde la frontal tras recoger un rechace, pero su chut no encontró la meta de Meret.

Los últimos minutos fueron de sufrimiento para el Granada, que trataba de poner a buen seguro la ventaja de dos goles en la eliminatoria. El primer disparo claro del Nápoles llegó en el minuto 86, cuando Oshimen estrenó a Rui Silva con un disparo cruzado que salvó bien el portugués. En el minuto 91, Yangel Herrera casi hace el tercero, pero Meret sacó una buena mano abajo y envió la pelota a córner. El partido no dio para más y el Granada pudo mantener una ventaja de oro para la vuelta. El conjunto rojiblanco se medirá nuevamente al Nápoles el próximo jueves 25 de febrero en el Estadio Diego Armando Maradona.

Ficha Técnica

Granada CF: Rui Silva; Foulquier, Vallejo, Domingos Duarte, Neva (Víctor Díaz, 78′); Yangel Herrera, Gonalons (Eteki, 78′), Montoro; Kenedy (Soro, 69′), Machís (Puertas, 69′) y Jorge Molina.

Nápoles: Meret; Di Lorenzo, Rrahmani, Maksimovic, Mario Rui; Lobotka (Bakayoko, 64′), Fabián, Elmas; Politano (Zielinski, 46′), Insigne y Oshimen.

Goles: 1-0, Yangel Herrera (19′); 2-0, Kenedy, (21′).

Árbitro: Sergey Karasev, Rusia. Amonestó a los locales Foulquier, Rui Silva, Víctor Díaz, Eteki y Montoro; y a los visitantes Elmas, Di Lorenzo, Insigne, Zielinski.

Incidencias: Partido disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes a puerta cerrada.