Kenedy, en pugna por la pelota junto a Mário Rui. Foto: Pepe Villoslada/GCF

El brasileño completó una excelente actuación que se saldó con la asistencia del primer gol y un tanto suyo

No. No es John F. Kennedy. Es Robert Kenedy, con una n. El Granada tiene a su propio presidente sobre el verde, y lleva unas cuantas jornadas en su punto más álgido. El de Santa Rita de Sapucaí fue un continuo dolor de cabeza para los defensores napolitanos, incapaces de pararlo

Dejó regates para la foto, asistencias y gol. Además de dotar al equipo de la verticalidad necesaria para sentenciar el duelo en la primera mitad. En el minuto diecinueve puso un centro medido al área para que Yangel, ganándole la partida a Di Lorenzo asestara el primer golpe en la eliminatoria. Dos minutos después en un contragolpe perfectamente dirigido por Darwin Machís, Kenedy fulminó a Meret con un zurdazo. Pero el partido de Kenedy no solo se centró en ataque. Estuvo muy voluntarioso en defensa, ayudando a la zaga granadinista siempre que fuera necesario. Una muestra del compromiso y compañerismo del Granada CF.

En lo que va de temporada, Kenedy ha anotado siete goles esta campaña -convirtiéndose así en uno de los máximos goleadores de la primera plantilla-, además de regalar cinco asistencias. El extremo cedido por el Chelsea parece estar encontrando esa regularidad que él mismo señalaba que le faltó en el Getafe con Bordalás la pasada campaña, donde también anotó en dieciseisavos de final de la UEFA Europa League, esta vez ante el Ajax.

▷ Leer  El partido de nuestras vidas

Además, tras el dato ofrecido por @OptaJose de Perform, el jugador rojiblanco es el segundo jugador brasileño de las cinco grandes ligas que han contribuido en más goles esta temporada en todas las competiciones; un dato que corrobora el buen nivel de Kenedy a servicio del Granada.