Puertas y Germán intentan rematar un balón . Foto: Granada CF

Un gol de Álex Berenguer en el 91′, echa por tierra el esfuerzo de los nazaríes para puntuar en San Mamés

Una semana desde el último partido del Granada. Puede que suene raro, pero no, es la cuarta semana de la temporada sin partidos intersemanales. Un hecho que han aprovechado los rojiblancos para recuperar y sumar algunos efectivos que no se esperaba. El parte médico no era el deseado, y a priori, los nazaríes afrontaban esta semana con doce bajas. A pesar de ello, Montoro, Germán, Yangel Herrera y Quini -que volvió tras su lesión en Navalcarnero- tuvieron que forzar. 

El elenco elegido por Diego Martínez para la noche de hoy en Bilbao lo formaron Rui Silva en la meta, defensa de cuatro para Foulquier, Germán, Domingos Duarte, Quini -gran noticia la vuelta del cordobés-, con Herrera y Montoro en el pivote acompañados por Quina más adelantado y Vico y Puertas por las bandas, y arriba en la delantera estaría el incansable Jorge Molina. 

En el otro bando también hubo rotaciones. Marcelino solo repitió a Unai Simón y Núñez respecto al once de la semifinal de Copa del Rey frente al Levante en 20 minutos que causaron estragos en los leones. A pesar de ello, rugieron y asestaron el primer zarpazo muy pronto, en el minuto 3. Una buena jugada combinando que acaba con el pase de Sancet para Villalibre, y este zafándose de Germán para disparar al palo largo y sacar la trompeta a pasear. 

El Granada, que salió algo espeso al verde, pareció espabilar. Respondió al gol local dos minutos después en una buena jugada de Foulquier, que quiso asistir a Puertas que llegaba desde segunda línea, pero Dani García estuvo más rápido para despejar a saque de esquina. 

La escuadra vizcaína lejos de esconderse intentaba buscar hincar aún más el diente a la defensa con diversos intentos de Lekue o contragolpes bien solventados defensivamente por los nazaríes. Los pupilos de Diego Martínez se reactivaban tras pérdida y ejercían una presión alta que surtió efecto en algunos lances del partido, provocando errores en la zaga athleticzale. A la media hora de juego tuvo una oportunidad Jorge Molina de cabeza tras un centro de Montoro, aunque su cabezazo fue tímidamente a las manos de Unai Simón. La más clara de este primer asalto cayó del lado de Puertas tras un centro con magia de Fede Vico rematado muy mal por el almeriense. 

Al Granada se le veía espabilar y ajustarse a lo que le pedía el choque, sobre todo con Quina y Vico como lo más destacable. Sin embargo, el nulo acierto en los últimos metros y la jugada aislada de la primera mitad dieron ventaja a los locales al descanso.

A la vuelta del entretiempo, ambos conjuntos movieron ficha. Marcelino introdujo en el campo a Yeray en detrimento de Unai Núñez, y Diego Martínez hizo lo propio con Víctor Díaz por Quini. A buen seguro, el futbolista califa fue sustituido por el poco rendimiento físico, ya que lleva mes y medio parado por su lesión en octavos de Copa en Navalcarnero, además de las arrastradas ya antes.

Tres minutos después de la reanudación, Domingos Duarte dejó helada a la defensa local con un testarazo tras centro de Montoro que se marchó fuera por muy poco. El partido entró en una atmósfera de bloqueo unos cuantos minutos, queriendo así buscar una solución el brujo de Vigo dando a entrada a Kenedy y Soldado -forzando también- por los dos mejores jugadores rojiblancos hasta el momento: Fede Vico y Quina.

Germán estuvo más blando que en otras ocasiones. De un error suyo casi nace el segundo para los bilbaínos, aunque él mismo lo solventó posteriormente despejando la bola. En ese córner, Munuera Montero decretó pena máxima por un penalti claro de Mendy sobre Unai Vencedor al meter el brasileño la pierna para intentar quedarse con la pelota. El encargado de ejecutarlo fue el recién ingresado Raúl García. Las imágenes mostradas por realización captaron muy feliz a Marcelino, sabedor de la clara ocasión para coger aún más ventaja. Lo que no sabía el bueno de Marcelino es que bajo palos aguardaba un Rui Silva estelar, que detuvo el penalti a mano cambiada logrando dar vida a los suyos.

▷ Leer  The i̶̷m̶̷possible dream

Lo cierto es que a pesar de suponer el paradón de Rui un impulso en lo psicológico, al Granada parecía no darle para anotar hoy. El caso es que a este equipo nunca hay que darle por muerto. Kenedy puso un misil al área que tocó lo justo en Molina para que Puertas se la encuentre en sus pies. El almeriense ejecutó un recorte magnífico y apuró hasta línea de fondo para ponerla por encima de Simón y firmar Molina las tablas en San Mamés. Posteriormente, Mateu Lahoz, que si no tuvo protagonismo sobre el verde, lo hizo desde la sala VOR, estuvo revisando dos minutos la jugada por posible mano de Molina, aunque finalmente dio por válido el tanto del alicantino. 

El fantasma de las lesiones volvió a sobrevolar el cielo de San Mamés. Está vez el peaje le tocó pagarlo Montoro, aquejado de unas molestias en la parte de arriba de la rodilla derecha, por lo que Eteki tuvo que sustituir al valenciano.

La poca contundencia de nuevo de los visitantes en defensa acabó por decantar la balanza hacia el Athletic tras un mal despeje de Víctor Díaz, que se la dejó en bandeja a Berenguer para que este fusilara a Rui Silva por su palo en el último minuto. 

Jorge Molina pudo igualar la contienda en el 93’, pero su intento se escapó por muy poco. Con esta derrota en la Catedral, el Granada se queda con 33 puntos. Dos puntos de los últimos dieciocho fuera de casa que hacen que los nazaríes bajen hasta el décimo puesto. Un duro revés antes de recibir el jueves al Mode en la ida de los octavos de final de la UEFA Europa League. 

Ficha técnica 

Athletic Club [2]: Unai Simón; Capa, Unai Núñez (Yeray, min. 46’), Balenziaga, Lekue (Álex Berenguer, min. 84’); Unai Vencedor, Dani García, Morcillo, Ibai Gómez (Raúl García, min. 69’); Villalibre (Williams, min. 77’) y Sancet (De Marcos, min. 69’).

Granada C.F. [1]: Rui Silva; Foulquier, Germán, Domingos Duarte, Quini (Víctor Díaz, min. 46’); Herrera, Montoro (Yan Eteki, min. 86’), Quina (Soldado, min. 60’), Puertas (Adrián Marín min. 82’), Fede Vico (Kenedy, min. 60’); y Jorge Molina. 

Goles: 1-0, Villalibre (3’); 1-1, Molina (79’); 2-1, Álex Berenguer (91’). 

Árbitro: Juan Martínez Munuera, del comité valenciano. Amonestó a Dani García por parte del Athletic Club; y a Herrera por el Granada CF. 

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 26 de Primera división. Disputado en el Nuevo San Mamés sin presencia de público en las gradas debido a la pandemia por la COVID-19.