Foto: Pepe Villoslada/GCF

El Granada vence por la mínima a la Real Sociedad en Los Cármenes y se coloca con 36 puntos en la clasificación

Granada y Real Sociedad medían sus fuerzas en el Nuevo Los Cármenes en dos dinámicas bien distintas. El conjunto nazarí llegaba muy mermado al choque liguero tras la victoria europea del pasado jueves ante el Molde. Hasta ocho bajas sensibles acumulaba el equipo de Diego Martínez para enfrentarse a uno de los mejores equipos de LaLiga, tal y como definió en la tarde de ayer el técnico gallego en la sala de prensa. Por su parte, el conjunto “txuriurdin”, una vez eliminado de la Europa League a manos del Manchester United, tiene todo su foco de atención puesto en LaLiga, en la que sumaba seis partidos sin conocer la derrota. Los onces presentados por los entrenadores fueron muy distintos, ya que la Imanol Alguacil presentó sobre el verde de Los Cármenes prácticamente su once de gala, con la única novedad de Januzaj en lugar de Portu. El Granada tuvo que presentar un once con varios teóricos suplentes, repartiendo la carga de minutos dada la importancia del partido del próximo jueves en Budapest. Tanto Quini como Quina volvieron a ser titulares. Diego Martínez no pudo sentarse en el banquillo debido a la injusta sanción de dos partidos impuesta al técnico gallego por parte del Comité de Competición.

El partido comenzó con el Granada yendo al ataque. En el minuto 2 llegó la ocasión más clara del conjunto nazarí en todo el primer acto, gracias a un remate de cabeza de Domingos Duarte que se marchó fuera por muy poco en un córner botado por la zurda magistral de Kenedy. El plan de partido de los hombres de Diego Martínez pasaba por incomodar a la Real Sociedad en el centro del campo, apretando mucho en esa zona del campo, algo que hacía que las posesiones del equipo vasco no prosperasen.

Quini, que realizó una buena primera parte, tuvo una buena llegada por la banda izquierda culminando en un gran centro que no logró encontrar rematador. La réplica realista llegó en la siguiente acción, en el que supuso el primer lanzamiento entre palos del partido. Mikel Oyarzabal puso en apuros a Rui Silva con un zapatazo desde la frontal que el meta luso atrapó con facilidad en dos tiempos. La mala noticia del partido para los hombres de Imanol Alguacil llegó en el minuto 26, cuando David Silva tuvo que retirarse por lesión tras un choque fortuito en un lance de juego con Eteki.

El partido no lograba ser dominado por ninguno de los dos equipos, ya que el ritmo se veía frenado por las constantes interrupciones que se sucedían con las faltas. Oyarzabal nuevamente avisó a Rui Silva, tras una gran conducción por la zona central del campo y un posterior disparo que se marchó cerca del palo derecho. El Granada tuvo su ocasión después de una buena carrera al espacio de Soldado que cedió el balón a Kenedy para que el brasileño la dejase atrás viendo la llegada de Quina, pero el disparo del centrocampista se marchó muy desviado por encima del larguero.

▷ Leer  Molina y Quini se visten de superhéroes (1-2)

La segunda parte comenzó con malas noticias para el Granada, y es que en el minuto 48 Foulquier cayó lesionado. En una arrancada el lateral francés notó una dolencia en la parte posterior del muslo derecho, acto seguido mandó la pelota a saque de banda y Víctor Díaz entró en su lugar. La primera acción del capitán rojiblanco llegaría con premio. El sevillano aprovechó un rechace de Zubeldia para conectar una potente volea desde la frontal que rebotó por el camino en Germán y despistó por completo a Remiro, llegando el balón lentamente hasta el interior de la portería.

En los primeros minutos tras el gol la Real no logró generar peligro sobre el área de Rui Silva, y Diego Martínez decidió dar entrada a Gonalons y Puertas en lugar de Fede Vico y Domingos Quina. Poco a poco la Real fue cogiendo el mando del partido, generando mucho por banda para terminar las jugadas con centros laterales. Imanol Alguacil también movió el banquillo y decidió poner en el campo a Bautista y Portu, dejando en el banquillo a Carlos Fernández.

En el 72 de partido Oyarzabal dispuso de un libre directo para buscar el empate, pero su lanzamiento se fue por encima del larguero. El Granada buscó algún contragolpe para tratar de poner la sentencia en el marcador. Barrenetxea y Guevara entraron en sustitución de Illarra y Gorosabel, yendo descaradamente al ataque el equipo vasco. En uno de tantos centros, la Real estuvo cerca de lograr el empate. Barrenetxea colgó un balón precioso al segundo palo y Oyarzabal, completamente solo, no logró rematar el balón.

El Granada tuvo que remar mucho y achicar muchos balones, ante una Real Sociedad que se empeñaba en anotar un gol que le diese la igualada en el marcador. El esfuerzo nazarí tuvo premio y el Granada logra una victoria importantísima que le coloca con 36 puntos en LaLiga Santander. El conjunto rojiblanco volverá a vestirse de corto el próximo jueves en Budapest en la vuelta de Octavos de Final de la UEFA Europa League ante el Molde noruego.

Ficha Técnica

Granada CF: Rui Silva; Foulquier (Víctor Díaz, 49′), Domingos Duarte, Germán, Quini; Eteki (Montoro, 66′), Yangel Herrera, Quina (Gonalons, 53′); Fede Vico (Puertas, 53′), Kenedy y Soldado (Molina, 66′).

Real Sociedad: Remiro; Gorosabel, Zubeldia, Le Normand, Aihen; Merino, Illarramendi, Silva (Guridi, 28′); Oyarzabal, Januzaj (Portu, 62′) e Isak (Bautista, 62′).

Goles: 1-0, Germán (51′).

Árbitro: González Fuertes, del comité asturiano. Amonestó a los locales Kenedy, Germán  ; y a los visitantes Portu y Guevara.

Incidencias: Partido disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes a puerta cerrada.