Antonio Fernández Monterrubio, en un amistoso en Marbella. Foto: Ana Miñón Rada

Fue despedido oficialmente como director general en la tarde de hoy y el club lo anunció través de un comunicado

Lo que era un secreto a voces se ha hecho oficial en la tarde de hoy. Mientras muchos se disponían a hacer la comida, el Granada C.F. anunció el despido del que hasta entonces era el director general del club rojiblanco, Antonio Fernández Monterrubio. En consecuencia de ello, el Consejo de Administración “reafirma el compromiso de la propiedad de continuar trabajando en el desarrollo de un proyecto sostenible y duradero a largo plazo del Granada C.F. que haga posible que los logros deportivos perduren en el tiempo y se repliquen en el ámbito corporativo”, han anunciado en el comunicado. 

Esta noticia puso patas arriba a la parroquia rojiblanca, en su mayoría en desacuerdo por el despido del exdirectivo sevillano. Este medio se ha puesto en contacto con fuentes internas de la entidad nazarí para conocer los motivos del despido. Dicha fuente ha afirmado que a Monterrubio “le ha sonreído la suerte”, matizando que “a Diego lo firma Cordón; el peso del club lo ha llevado el bufete de abogados”.

El tema coge un color más oscuro según se va sumergiendo en lo económico. “Una parte esta gestión no ha sido transparente. Sale culpado Antonio aunque no lo sea, por eso se pierde la confianza en él”. Además, respecto a la toma de decisiones, el exdirectivo “no las tomaba”. Según la fuente consultada, este “no trabajaba para el Granada, sino para el servicio de Lizhang; con nula relación con el entrenador en un club que ha vivido por los resultados«, ha afirmado. 

▷ Leer  Soro regresa 80 días después

La ventana de fichajes ha sido uno de los grandes quebraderos de cabeza dentro del Granada. “Las relaciones entre el triángulo deportivo- Diego Martínez, Fernández Monterrubio y Fran Sánchez- son nulas desde hace año y medio«, aunque con el director deportivo se han “suavizado”. “Rompieron relaciones hasta el punto en que Sánchez y entrenador no viajaban juntos por sus desavenencias”, señalando además que el mercado de fichajes de invierno fue “sangrante”

Dicha fuente de información, advierte de que si Diego Martínez renueva, “tendrá un aspecto más sentimental que deportivo, ya que lleva viendo al Granada desde 2002; a pesar de allanarle el camino con el despido del sevillano, está complicada la renovación”, ha confirmado.

Una tormenta de la que no descarta que haya “más despidos” en una situación del club que tilda de “estancamiento”, y que sin lugar a dudas no es beneficiaria para ninguna de las partes.

Además, este medio ha intentado ponerse en contacto con el propio Antonio Fernández Monterrubio, aunque no ha recibido respuesta de momento.