Piña antes del entrenamiento previo en el 'Teatro de loa Sueños'. Foto: Granada CF

El Granada vivirá esta noche otro episodio más de su largo sueño europeo, ese que quiere prolongar en el mejor escenario posible

Sí, otro más. Hoy es uno de esos días a los que ya estamos acostumbrados a decir que el más importante en la historia de nuestro equipo. Un equipo que tenía acostumbrado a su afición a caer y volver a caer, sumiendo así a su gente en un pesimismo constante; pero que en muy poco tiempo ha hecho cambiar la mentalidad hasta tal punto de creer en una remontada ante el Manchester United.

Puede ser que la ilusión de una primera vez ciegue el abultado resultado conseguido en Los Cármenes por los ingleses, pero parecía que esa primera vez llegaría a su fin en Eindhoven, Nicosia, Grecia, Nápoles o Budapest. Y ha llegado hasta todo un Old Trafford.

El Teatro de los Sueños será testigo de una nueva hazaña rojiblanca, porque el hecho de llegar ahí ya lo hace especial sea cual sea el marcador final. Y es que «ni ningún soñador es demasiado pequeño, ni ningún sueño demasiado grande», y por mucho que el escenario y el rival impongan, porque este equipo juega «como si fuera a morir mañana», como reza la canción de un conocido músico español. Por todo ello va a remontar el Granada, negándose a despertar de su sueño en el lugar donde se cumplen. Y porque aún queda por ver Roma o Ámsterdam.

▷ Leer  Diego Martínez: "La mentalidad ganadora de este equipo lleva a que nos duela la derrota"