Los principales equipos del continente han lanzado varios comunicados en los que explican el propósito de esta nueva competición y cómo funcionará


La famosa Superliga ya es una realidad, tras anunciar los principales Clubes Fundadores que en el mes de agosto se llevará a cabo la primera edición de esta competición que pretende acabar con la hegemonía europea de las competiciones UEFA (Champions y Europa League).

Esta nueva liga constará de 20 equipos, de los cuales 12 serán los fundadores (Tottenham, Liverpool, Manchester United, Manchester City, Chelsea, Arsenal, Real Madrid, Fútbol Club Barcelona, Atlético de Madrid, Juventus, Inter de Milán y AC Milán), que invitarán a tres clubes más y dejarán 5 plazas para repartirlas según los méritos competitivos de la temporada anterior.

El formato de la competición, tal como ha expresado el Real Madrid en su comunicado oficial, sería el siguiente:

«Formato de la competición
-Participarán 20 clubes, los 15 Clubes Fundadores y otros cinco equipos adicionales que se clasificarán anualmente sobre la base del rendimiento de la temporada anterior;

-Todos los partidos se jugarán entre semana, todos los clubes seguirán compitiendo en sus respectivas ligas nacionales, preservando así el calendario tradicional que está en el centro de la vida de los clubes;

-La temporada comenzará en agosto con la participación de los clubes en dos grupos de diez, que jugarán partidos de ida y vuelta; los tres primeros de cada grupo se clasificarán automáticamente para los cuartos de final. Los equipos que terminen en cuarta y quinta posición jugarán un playoff adicional a doble partido. Posteriormente se jugarán playoffs de doble partido a partir de cuartos para llegar a la final, que se disputará a partido único, a finales de mayo, en una sede neutral.

▷ Leer  Butzke y Bryan Zaragoza debutan como rojiblancos en partido oficial

Tan pronto como sea posible, tras el inicio de la competición masculina, se pondrá en marcha la correspondiente liga femenina, lo que contribuirá al avance y desarrollo del fútbol femenino.

Este nuevo torneo anual proporcionará un crecimiento económico significativamente mayor, lo que permitirá apoyar al fútbol europeo a través de un compromiso a largo plazo, de que las aportaciones a la solidaridad, crezcan en línea con los ingresos de la nueva liga europea. Los pagos de solidaridad serán mayores que los actualmente generados por el sistema europeo de competición y se prevé que superen los 10 000 millones de euros a lo largo del periodo de compromiso de los Clubes. Por otra parte, la nueva competición se construirá con criterios financieros de sostenibilidad, ya que todos los Clubes Fundadores se comprometen a adoptar un marco de gasto. A cambio de su compromiso, los Clubes Fundadores recibirán, en conjunto, un pago de una sola vez de 3.500 millones de euros dedicado únicamente a acometer planes de inversión en infraestructuras y compensar el impacto de la pandemia del COVID».

Tras el anuncio, organizaciones como UEFA, FIFA y LaLiga han mostrado su rechazo a la idea y han advertido que habrá duras sanciones para aquellos que participen en la nueva competición. Además, numerosos clubes, incluido el Granada CF, han lanzado un comunicación mostrándose contrarios también a la idea.