Primera derrota de la pretemporada para el equipo entrenado por Robert Moreno. Los rojiblancos dominaron el encuentro pero les faltó claridad en el área alfarera

Salió el Granada con una alineación muy similar a la que terminó ayer el partido frente al Espanyol. Con buenas intenciones se plantaron los nazaríes en el terreno de juego, aunque bien pronto se adelantó el conjunto alfarero con un tempranero gol de Ernesto, que aprovechó un despiste entre Adrián Marín y Víctor Díaz en un balón en largo para batir a Joao Costa.
Tras este mazazo inicial, los pupilos de Robert Moreno se plantaron bien sobre el césped del Marbella Football Center y comenzaron a hacerse con el control del balón. Pese a no encontrar una gran fluidez en los primeros metros de ese control de balón, el cuadro rojiblanco, conseguía generar incertidumbre sobre la meta de Dani Jiménez casda vez que conseguía conectar con la última línea de ataque.
No le faltó más al Granada en esos metros finales que lo más importante en esto del fútbol: el gol, pues fueron varias las ocasiones que tuvo en botas de hombres como Jorge Molina o Monchu, ambos en el minuto treinta y cinco del encuentro tras una sucesión de varios pases al primer toque. La tuvo de la misma forma Antoñín al fillo del descanso, al que se llegó con derrota nazarí .
Tras la salida de vestuarios, la línea defensiva rojiblanca pasó a ser testimonial más allá de su papel en la salida de balón. El Granada se adueñó del encuentro aunque sin concretarlo en ocasiones muy claras de gol. Tuvo una a los cincuenta minutos Antoñín, aunque no llegó a enganchar un buen balón que se paseó por el área pequeña.
Diez minutos más tarde llegó el carrusel de cambios del Granada que incluyó en el verde a Neva, Gonalons, Soro, Duarte, Bravo, Machís, Foulquier y Ángel, que debutó en esta pretemporada con el primer equipo.

▷ Leer  Del dicho al hecho hay mucho trecho

Tuvo una ocasión muy clara Soro en el ochenta y cinco de partido, aunque le faltó pausa para bajarla estando solo. Lo intentó una última vez el cuadro nazarí en botas de Machís en una falta, pero no pudo acertar el venezolano.