Primer test del año con victoria nazarí en un partido bronco

Buen inicio de pretemporada para el Granada CF. El conjunto rojiblanco venció al AFC Bournemouth de Championship inglesa por 2-1 en un partido que el cuadro anglosajón se tomó demasiado en serio para ser un amistoso de verano.

Comenzó el partido con un buen clima en Málaga y sin excesivo calor, un hándicap que amenazaba con dificultar el estreno estival del Granada en esta 21/21. Con los veintidós protagonistas ya sobre el terreno de juego, el Bournemouth inglés consiguió hacerse con las riendas del partido muy pronto.

Los primeros compases, además de difíciles para el conjunto entrenado por Robert Moreno fueron bastante bruscos. El equipo inglés quiso entrar fuerte al partido y lo demostró con varias entradas demasiado duras para un partido de pretemporada. Tanto es así que cuando aún no habían pasado ni veinte minutos de partido Smith ya se llevó la primera cartulina por un codazo sobre Jorge Molina.

Poco después, bordeando la media hora de juego y ya con la presión inglesa sacudida, los rojiblancos consiguieron trenzar una buena jugada en la circulación de balón que acabó con Antoñín poniendo un centro medido hacia la cabeza de Alberto Soro. El futbolista de Ejea de los Caballeros remachó a puerta adelantando a su equipo antes del parón de hidratacíon. Poco le duró la alegría a los de Moreno, pues tras la reanudación Solanke aprovechó un despiste de la zaga y empató tras regatear a Aarón.

▷ Leer  El Granada hace oficial la llegada de Luis Abram

Así se llegó al descanso y tras la pausa, Robert Moreno dio entrada a varios futbolistas que el aficionado nazarí tenía ganas de ver. En especial Monchu y Milla aparecieron en escena para cambiar el encuentro; también Puertas y los canteranos Torrente e Isma Ruiz. El Granada se hizo con el control del juego y tras una buena combinación llegó un centro lateral de Antonio Puertas que remató a la red Luis Suárez tras un rechace fallido de la defensa.

Tras esto el cuadro granadino controló la situación y bajó revoluciones a un partido que fue muriendo poco a poco sin ninguna ocasión reseñable más allá de un remate de cabeza que Joao Costa atrapó fácilmente.

De esta forma, el Granada comienza su pretemporada con victoria y a la espera de próximos compromisos en los que seguir poniendo a prueba los conceptos que el nuevo entrenador quiere conseguir.