Luis Suárez, en el disparo que supuso el tanto del 1-2 para el Granada. Foto: Pepe Villoslada / GCF

La escuadra nazarí se vio superada en todo momento por los de Ancelotti; Monchu y Robert Moreno vieron la roja directa

Más de uno podía vaticinar en la previa del partido lo que iba a ocurrir minutos después en Los Cármenes. El Real Madrid visitaba la cuidad nazarí lanzado a por el liderato de LaLiga con el permiso de la Real Sociedad. Nada pudo hacer el cuadro de Robert Moreno ante la apisonadora blanca, que consiguió un resultado idéntico al de la campaña pasada.

El encuentro fue soporífero hasta el minuto 18, un partido que estuvo soso aunque con un Granada bien ordenado atrás que no proponía en ataque al no hacerse con el balón en ningún momento. Eso aguantó el equipo de Robert hasta que Marco Asensio abriera la contienda tras un despieste -otro más- de la zaga granadinista que dejó solo al mallorquín y contra el que no pudo hacer nada Maximiano, que aún así la llegó a rozar.

El tanto sentó como un jarro de agua fría sobre los locales y cinco minutos después tras otra caraja del Granada en defensa llegó el tanto de Nacho, celebrado por muchos aficionados en el estadio. 

Mala pinta auguraban esos dos goles del Madrid, e incluso algún seguidor nazarí amagó con marcharse a casa en el descanso. Sin embargo, el destino quiso regalar al Granada un halo de luz en forma de gol de Luis Suárez, con la ayuda de Nacho al desviar la trayectoria de la pelota.

Los rojiblancos se desperazaron y se quitaron el miedo del cuerpo y comenzaban las llegadas, algunas claras que casi acaban con las tablas en el luminoso, como el fuerte disparo de Quini al lateral de la red.

La vuelta por los vestuarios no vino nada bien para el ritmo que empezaban a coger los de Robert Moreno. Además, conllevó consigo el primer cambio del encuentro: Montoro por Puertas, cuya primera parte fue muy gris.

▷ Leer  Butzke y Bryan Zaragoza debutan como rojiblancos en partido oficial

Vinícius puso tierra de por medio tras marcar el tercero a los diez minutos de reanudación y terminó con cualquier esperanza de reacción por parte de los rojiblancos. A eso se le sumó que el colegiado encargado de dirigir la contienda, Martínez Munuera, expulsó a Monchu a la hora de partido por una dura entrada sobre Vinícius; y acto seguido, a Robert Moreno por protestar el color de la tarjeta, a su parecer excesivo.

Al final, Mendy quiso marcar de nuevo en Los Cármenes dos años después y puso la puntilla con un resultado idéntico al de la pasada campaña, cuando Diego Martínez estaba sentado en el banquillo del Granada. 

Sin embargo, este equipo parece aún no tener identidad y las ideas claras y para colmo, tendrá que visitar un campo muy complicado el próximo viernes, San Mamés, y sin su entrenador ni con Monchu. Un día en el que el único aspecto positivo fueron los minutos para los canteranos Torrente e Isma Ruiz.

Ficha técnica 

Granada C.F. [1]: Maximiano; Quini, Germán, Víctor Díaz, Carlos Neva; Monchu, Gonalons, Rochina, Puertas, Soro; Luís Suárez.

Real Madrid C.F [4]: Courtois; Carvajal, Nacho, Alaba, Mendy; Casemiro, Modrić, Kroos; Asensio, Vinícius Jr, Benzema.

Goles: 0-1, Asensio (19′); 0-2, Nacho (25′); 1-2, Luis Suárez (35′); 1-3, Vinícius Jr. (56′); 1-4, Mendy (76′).

Árbitro: Juan Martínez Munuera (colegio valenciano). Amonestó a Montoro por parte del Granada; y a Isco en el Madrid. Expulsó con roja directa a Monchu (67′) y a Robert Moreno por protestar (67′).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 14 de LaLiga Santander. Disputado en el Estadio Nuevo Lo Cármenes con la presencia de 17.460 espectadores. Antes de iniciar el encuentro, se guardó un minuto de silencio en memoria de Flores, exjugador del Granada CF, y en memoria de todas las victimas por violencia machista.