El delantero del Levante UD se enfrentará en la noche de este lunes al que fuera su club durante dos temporadas.

La vida a veces nos depara situaciones incomprensibles o raras de entender. Soldado, que era emblema del granadinismo en estos últimos años, zarpó hacia tierras valencianas este pasado verano. De esa forma, el que fuera ‘killer’ del conjunto nazarí se deberá de enfrentar a su antiguo equipo con el objetivo de ser el verdugo de la cita.

Soldado llegó al Granada en 2019 con el ascenso a Primera División. Después de muchas alegrías vividas con el histórico grupo que llegó hasta unas semifinales de Copa Del Rey y cuartos de final de la Europa League, Roberto vio que su camino debía continuar alejado del Nuevo Los Cármenes.

Tras ser un referente en millones de granadinistas a lo largo del tiempo, Soldado, que marcó un antes y después en la entidad, batiendo varias hazañas que significaron importantes cosas para el cuadro andaluz, tendrá que defender los intereses de su nueva familia, el Levante UD, que continúa intentando salir del descenso después de la llegada de Javi Pereira al banquillo groguet.

▷ Leer  Sweet Dreams

Imperiando la necesidad, Levante y Granada están llamados a sumar una nueva victoria que los aúpe en la clasificación y les de un margen suficiente como para no tener que continuar en el área de peligro. Tarea nada fácil de conseguir.