Luis Milla controla un balón durante un entrenamiento. Foto: Pepe Villoslada / Granada CF

El centrocampista madrileño no se quiso marchar de la isla sin antes tener un buen gesto con el rival

El martes no fue un día más para los laguneros. Su equipo se iba a enfrentar a todo un Primera división en el Heliodoro Rodríguez López de Tenerife. Precisamente, esta fue la casa de Luis Milla durante dos temporadas, cuando recayó en el ‘Tete’ procedente del ‘Fuenla’.

Allí, el madrileño solo dejó gratos recuerdos para la afición tinerfeña; mostrándoles un rendimiento encomiable hasta que el Granada, de la mano de Fran Sánchez fue a por él y tras unas arduas negociaciones acabó en tierras nazaríes.

Este martes, Milla volvió a pisar el verde un mes después tras su lesión de rodilla en el Ciudad de Valencia, y lo hizo ante la que fue su afición y a lo grande, con el Granada endosando un 0-7 al CD Laguna de regional canaria. Tras el partido, según el periodista Manoj Daswani, el centrocampista rojiblanco acudió al vestuario local a entregar camisetas del Granada a aquellos jugadores que se quedaron sin ninguna, permitiendo a los jugadores del cuadro canario guardar un bonito recuerdo de esa noche.

▷ Leer  Leganés 1 - 0 Granada: La inferioridad numérica puede con un Granada que dio motivos para merecer más

Robert Moreno, señorío con el rival

Por otro lado, el propio entrenador del Granada Robert Moreno, aseguró en rueda de prensa haber felicitado a Sergio Alonso, técnico del CD Laguna. «Son un equipo joven y trabajado, pero la diferencia de la categoría se tiene que notar. Les deseo la mejor suerte. La mejor manera de mostrar respeto hacia tu rival es jugando como lo hemos hecho», señaló el catalán.