Monchu y Arias celebrando el gol del colombiano. Foto: Pepe Villoslada / Granada CF.

Los de Robert Moreno salvaron un nuevo ‘matchball’ ante un rival directo en la pugna por el descenso. Los tantos de Puertas y Arias volvieron a reflejar la ansiada alegría que tanto se añoraba en la grada nazarí.

El Granada CF se enfrentó este viernes a una final de las que, a la larga, determinan el devenir de los conjuntos. La trascendencia que tenía el duelo entre el Alavés y el Granada era bastante importante debido a que las dos entidades son, hasta la fecha, claros candidatos por estar entre los puestos de descenso.

Los nazaríes completaron una primera parte envidiable. Todo el equipo, en cómputo general, sobresalía sobre el verde, dando detalles de categoría y exquisitez con el balón. El gol no tardó en llegar. Puertas, con un grandioso disparo desde la boca del área, batió a Pacheco, celebrando el almeriense con mucha rabia dicho tanto.

Los locales, en diversas ocasiones, pudieron sentenciar el encuentro antes de irse al descanso, pero la falta de puntería, la labor de la zaga babazorra e, incluso, la suerte jugaron una mala pasada para los andaluces.

El segundo acto fue totalmente contradictorio con lo visto hasta el momento. Los vitorianos salieron enchufados, con otra mentalidad. El parón le vino de perlas a los de Calleja, que asediaron a los granadinos con varias jugadas de peligro. Maximiano, en una de ellas, tuvo que hacer una inmensa parada que dejó una buena estampa. Mano salvadora.

▷ Leer  LaLiga hace oficial el horario del Real Madrid - Granada CF

Tanto insistir tuvo su premio. En una de estas, Abram intentó desviar un centro lateral del Alavés, pero este acabó introduciendo el balón involuntariamente dentro de la portería granadina. Desgracias que, sin querer, condenan al equipo.

Pese a ello, a los de Robert Moreno, después de tanto tiempo, les acabó sonriendo la suerte. Minutos después a lo acontecido, el Granada volvió a festejar. Tras un testarazo de Abram que se estrelló en la madera, Arias, en el área chica, metió el rebote dentro de la guardia de Pacheco, desatando el júbilo entre los granadinistas que, tras tres jornadas, pudieron sonreír, disfrutar y celebrar con méritos suficientes.

Tres puntos que valen oro y colocan al equipo granadino con quince puntos en la decimoquinta posición. Aire necesario.

FICHA TÉCNICA

Granada CF: Maximiano; Quini, Raúl Torrente, Abram, Neva; Gonalons, Luis Milla (Monchu 80´), Antonio Puertas (Arias 80´), Sergio Escudero (Eteki 61´); Jorge Molina (Soro 70´) y Luis Suárez.

Deportivo Alavés: Pacheco; Martín Aguirregabiria, Laguardia, Lejeune, Javi López; Loum (Tomás Pina 71´), Toni Moya (Manu García 56´), Pere Pons (Sylla 78´); Édgar Méndez (Pellistri 71´), Luis Rioja y Joselu.

Goles:1-0 Antonio Puertas, min 15; 1-1 Luis Abram (PP) min 81; 2-1 Arias min 87.

Árbitro: Javier Alberola Rojas (comité manchego). Amonestó a Abram, Eteki, Laguardia y Javi López.