Collado intentando regatear a Fede San Emeterio. Foto: LaLiga Santander.

Insípido empate entre el Granada y el Cádiz en el encuentro de cierre de la vigesimosexta jornada de LaLiga. Marcado por la festividad del día de Andalucía, que hacía esta cita todavía más destacada, la necesidad de ambos equipos para despejarse de la zona baja de la clasificación despertaba un gran interés en el público.

El encuentro comenzó de una manera muy vibrante y tensa. Había mucho en juego y ambos conjuntos lo sabían. Las dos escuadras andaluzas tuvieron sus primeras intentonas en los compases iniciales. El Cádiz elaboró una de las más claras en el inicio del partido tras una mala cesión de Duarte a Maximiano, que perdió un balón que le cayó a Negredo y erró el uno contra uno ante el meta luso, que desvió la trayectoria del esférico con su bota.

Se notaba que ninguno de los equipos quería cometer grandes fallos. Un error en un partido tan vital como esté podía condicionar el devenir de los conjuntos en lo que resta de campaña, aunque las imprecisiones, fruto de los nervios, eran muy evidentes. A su vez, la eficacia de cara a puerta tampoco era bastante notable.

El Granada vio un notable contratiempo pasado el ecuador de la primera parte con la expulsión de Duarte por roja directa tras derribar a Negredo, que se iba solo hacia la portería local tras un fallo en un pase atrás de Germán. Sin duda alguna, la defensa nazarí parecía que había salido revolucionada. La calma y cabeza fría que tanto se pide en estos choques parecía no existir.

Collado, entre tanta oscuridad, encontró un poco de luz tras deshacerse de Chust y rematar al segundo palo de Ledesma, que se tuvo que esforzar para evitar que dicho tiro fuera dentro de su guardia.

▷ Leer  Paco López: "Nos vamos fastidiados porque veníamos con mucha ilusión"

El segundo acto pareció un quiero y no puedo por las dos partes. Se intentaron cambiar las situaciones en el terreno de juego con las entradas de jugadores revulsivos, pero el encuentro se notaba muy trabado.

El Cádiz, mientras más se acercaba al final, apretaba en área rival. Para ellos eran muy necesarios los tres puntos, ya que en caso de vencer se habrían colocado a tan solo un punto de estar fuera del descenso. Sergio, sin dudarlo, puso toda la carne en el asador e introdujo a todos sus calibres ofensivos, produciendo ello una generación de más jugadas en la zona rojiblanca horizontal que se transformó en un asedio.

Los nazaríes aguantaron como pudieron todas las venidas amarillas. El trabajo de los pupilos de Robert Moreno, que casi durante una hora tuvieron a un jugador menos, no fue suficiente como para llevarse la victoria, pero bastante fue viendo las circunstancias que se plasmaron y las constantes embestidas visitantes.

Un punto que, después de analizar las situaciones de los rivales directos en la zona baja, permite al Granada continuar a cuatro puntos del descenso, aunque con una racha de ocho jornadas consecutivas sin conocer la victoria.

Ficha técnica

Granada CF: Maximiano, Duarte, Germán, Torrente, Puertas (Rochina 89’), Milla. Isma Ruíz (Petrovic 76’), Neva, Collado (Quini 76’), Luis Suárez (Molina 84’), Uzuni (Machís 45’).

Cádiz CF: Ledesma, Luis Hernández, Fali (Iza 58’), Chust, Akapo (Alejo 58’), Arzamendia, San Emeterio (Sobrino 83’), Alcaraz, Lucas Pérez (Alex Fernández 83’), Negredo, Lozano (Perea 74’).

Goles: –

Árbitro: José María Sánchez Martínez (comité murciano). Ha amonestado a los locales Duarte (roja directa), Germán, Uzuni, Torrente y a los visitantes Arzamendia, Rubén Alcaraz, Fede San Emeterio.