Carlos Neva en un partido de la pasada temporada, ante el Valencia. Foto: Pepe Villoslada / GCF

Según ha confirmado IDEAL, la lesión es más grave de lo que se esperaba y se perderá lo que queda de temporada y el comienzo de la siguiente.

El lateral del Granada CF, Carlos Neva, ha sufrido la peor de las lesiones que existen para un futbolista: la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. En principio, el tiempo mínimo que estará apartado de los terrenos de juegos es de siete meses, aunque su evolución marcará los tiempos.

El gaditano se hizo esta lesión durante el pasado encuentro ante el Alavés, donde en el gol de Escalante, jugador del conjunto babazorro, el futbolista nazarí vivió un fuerte dolor en su rodilla.

De esta manera la posición de lateral izquierdo, a priori carrilero debido al sistema de cinco de Torrecilla, pasará a estar cubierta por Escudero. En algún caso excepcional también podrán jugar aquí Soro -que ya disputó algunos minutos en esta posición ante el Alavés – o Brau, un chico del filial que ya se ha ejercitado este martes con el primer equipo.

▷ Leer  Paco López: "Nos vamos fastidiados porque veníamos con mucha ilusión"

Tras algunas lesiones largas como las de Domingos Duarte, Arias o Gonalons, Neva se suma a esta lista, que hace que el Granada no haya tenido en ningún momento de la temporada la enfermería vacía, todo un contratiempo para Robert en su momento y ahora para Torrecilla.