Rubén Torrecilla durante un entrenamiento con el Granada CF. Foto: Pepe Villoslada.

El técnico del filial ha dirigido esta mañana su primer entrenamiento al frente del primer equipo del Granada CF tras la destitución de Robert Moreno el pasado fin de semana.

El nuevo entrenador interino del Granada, Rubén Torrecilla, ha desempeñado en la mañana del lunes su primera toma de contacto con la plantilla del primer equipo tras la destitución de Robert Moreno.

Acompañado de su segundo habitual, Diego Mainz, el técnico placentino ha convocado a los futbolistas habituales a la sesión. Cabe destacar la presencia del lesionado Santiago Arias, que estuvosobre el césped en la charla previa al entrenamiento, y la de Sergio Barcia, central habitual y capitán del Recreativo que ha sido citado con el grupo andaluz para esta sesión.

En unas primeras declaraciones en los canales oficiales del Granada, Rubén ha querido «dar las gracias al club por esta oportunidad», además de destacar la implicación de toda la plantilla: «Estoy contentísimo con las sensaciones. Va a ser una semana de trabajo dura, los jugadores se van a tener que adaptar a una propuesta de trabajo nueva», ha dicho, afirmando que trasladará el método de trabajo que aplicaba en el filial al primer equipo.

▷ Leer  Bryan Zaragoza sigue creciendo en el Granada CF

En lo que a resultados se refiere, el técnico ha querido dejar claro que «su objetivo es conseguir la permanencia«, y que «vamos a sacar el partido del Elche adelante seguro».