Después de escuchar un insulto hacia su mujer, el delantero colombiano saltó y tuvo que ser sujetado por varios miembros del equipo de seguridad del estadio.

El delantero colombiano del Granada Luis Suárez protagonizó el pasado domingo un enfrentamiento contra varios aficionados del equipo. Tras la salida del encuentro frente al Levante (1-4), Suárez interpretó lo que parecía un insulto hacia su mujer.

Mientras que dos guardias de seguridad del estadio intentaban contenerle, el ariete de la selección cafetera se dirigía al grupo de donde se profirió el insulto diciendo «Me cago en mi p… madre, ¿quién ha dicho algo de la mujer?, ¿qué c… tiene?», mientras que los guardias le separaban y uno de ellos le decía que «de la mujer no ha dicho nada, ha dicho vete ya».

En el vídeo, proporcionado por Jugones, se puede escuchar al final del mismo cómo los mismos aficionados de donde se escuchó el insulto le dedicaban otras frases como «Payaso, que eres un tonto» o «Lo que tienes que hacer es jugar más al fútbol«

▷ Leer  Granada 0 - 0 Huesca: Primer empate de la temporada en un insulso encuentro

Desde el departamento de comunicación del club indican que no tenían información del suceso hasta que el programa de La Sexta se ha hecho eco del mismo.