Grada de animación del Nuevo Los Cármenes. Foto: Ana Miñón Rada / Archivo GranadaCFWeb

Algunos miembros de la grada de animación han denunciado a través de Twitter una supuesta censura desde el club cuando la afición pedía la dimisión de la directiva.

Durante los minutos finales del Granada – Celta, la afición rojiblanca expresó su enfado ante la Directiva del club iniciando el cántico: «Directiva, dimisión». A esta protesta se sumó una gran parte del estadio. Según denuncian algunos seguidores que se encontraban en la grada de animación, los responsables de seguridad del club se habrían acercado para silenciar estos cánticos. Javier Fernández, uno de los excoordinadores de la Grada 1931 y miembro de la grada de animación, ha explicado en su cuenta de Twitter lo sucedido:

Desde GranadaCFWeb hemos contactado con el club, afirmándonos que este respeta todas las opiniones y entiende que la afición exprese su malestar debido a la temporada que está realizando el Granada.

Sin embargo, el nerviosismo también se vive dentro de la institución nazarí y achacan esta situación a un malentendido en el que los jefes de seguridad intentaban evitar una sanción al club por los cánticos «Iago Aspas, hijo de puta» al delantero rival cuando metió gol.

▷ Leer  Karanka: «Nuestro trabajo estará hecho cuando estemos matemáticamente salvados por méritos propios».

El Granada insiste en que su intención era la de evitar una sanción económica y no la de censurar la opinión de la grada de animación. Desde el club aseguran que recibieron un aviso de sanción ante el Levante, por los cánticos insultando al árbitro del encuentro y ahora el Granada ha sido sancionado por los mencionados insultos a Iago Aspas.