Aficionados durante el desplazamiento a Sevilla para jugar contra el Betis. Foto: GCF

Desde Twitter, muchos seguidores del Granada están mostrando su descontento debido al descenso y a la pésima gestión del club.

Ya han pasado dos días desde que el conjunto granadino se llevase un golpe de realidad al caer a LaLiga SmartBank y apenas unos cuantos integrantes de la plantilla se han disculpado ante la afición. Los demás componentes, al igual que los altos mandatarios continúan en silencio, sin dar la cara ante la afición que los ha acompañado en todo momento. Si ya la situación es crítica tras un descenso inesperado a la par que doloroso, todo empeora al ver que los otros descendidos comienzan su reestructuración de cara a esa vuelta a Primera -el Alavés ya ha fichado a Luis García Plaza y el presidente del Levante ha dado la cara ante los medios y su afición-. Y por si fuera poco, hoy se ha conocido que el Chongqing, club chino propiedad de los actuales dueños del Granada, ha desaparecido por una deuda cercana a los cien millones de euros.

Todo este contexto hace que el aficionado esté inquieto ante la pasividad de los mandatarios ya que, lo único que puede calmar el dolor de esta nefasta temporada es comenzar a planear ya la siguiente con el objetivo de volver a donde este Club, afición y ciudad merecen. Por ello, desde el pitido final del partido ante el Espanyol, las redes del Granada están inundadas de una imagen que pide -en inglés y en chino- a los dueños del club que se vayan a casa, es decir, que vendan el club.

No obstante, algunos aficionados quieren dar un paso más y que la cosa no quede solo en quejas a través de las redes sociales, sino que piden una manifestación en Los Cármenes. Es el caso de Adrián, el primer rojiblanco en colocar una fecha para esta manifestación a la que invita a los seguidores, además de pedir la colaboración de los coletivos. Esta protesta se llevaría a cabo este jueves a las 20:00h:

▷ Leer  Paco López: "Nos vamos fastidiados porque veníamos con mucha ilusión"

Veremos en los próximos días en qué queda esta situación pero, sin duda, se presenta como una buena acción para que la afición demuestre a sus propietarios cómo se sienten. Y es que esta ahora quiere una reacción, cambios y armar un equipo competitivo para una dura y larga competición, sin embargo, solo está recibiendo incertidumbre y silencio.