Lance del Mallorca - Granada. Foto: LaLiga Santander.

El Granada ha completado su mejor partido de la temporada en el momento decisivo, ante un Mallorca muy necesitado que ha perdido en una decisiva final por la salvación.

El Granada ha salido victorioso en el ‘matchball’. Todo pasaba por Mallorca. Pese a que todavía resten varias jornadas para la finalización de la temporada, los de Aitor Karanka han sabido sostenerse a las mil maravillas ante un rival directo en la pelea por el descenso.

Son de esas victorias que moralmente dan media salvación. Las sensaciones son inmejorables. Pese a que final de temporada puedan pasar muchas cosas, los jugadores se han dejado el alma en el campo y han sabido arremeter ante un impotente Mallorca que se ha quedado helado y muy tocado.

El Granada comenzó poniéndose por delante en el marcador con un gol de Suárez, que hizo un gesto reivindicativo ante todos su «haters». La alegría duró poco, ya que Salva Sevilla puso las tablas tras la mejoría del Mallorca en el partido, que fue achicando a un Granada que las pasó muy mal en las últimas jugadas de la primera parte.

La segunda parte fue otro cantar. Los nazaríes salieron mejor que nunca. Escudero, a pase de Puertas, marcó un auténtico golazo con el que volvió a poner por delante a un muy mejorado equipo desde la llegada de Karanka al banquillo. Puertas, de tacón, aumentó la diferencia, dejando claro que los andaluces estaban siendo mejores en todo momento.

▷ Leer  El Granada CF se jugará la permanencia en la última jornada

No obstante, el Mallorca recortó distancias en un contragolpe con un gran testarazo de Raíllo, que le dio más entusiasmo a un vibrante partido. Los rojiblancos, que hoy lucían de blanco, asestaron un golpe en la mesa que dejó debilitado a los bermellones.

Pese a las lesiones de Suárez, Puertas y Escudero, los granadinos anotaron un total de tres goles definitorios. Con un doblete de Molina, que estaba realizando una de sus mejores actuaciones en esta campaña, y el debut goleador de Uzuni, el Granada CF se llevó de una manera merecida el triunfo ante un Mallorca que queda descolocado después de este golpe.

Con estos tres puntos, el Granada queda decimosexto con 34 puntos, saliendo de los puestos de descenso. A esperas de lo que haga el Cádiz, el Granada coge un gran impulso que lo saca de la zona caliente y le vuelve a dar la confianza que tanto ansiaba.