El albanés Uzuni celebrando uno de sus tres goles de esta tarde. Foto: Pepe Villoslada / GCF

Un Granada muy serio, con Uzuni a la cabeza, golea por 3-0 al Villarreal B.

El conjunto nazarí consigue otra victoria y ya cuenta con nueve puntos, el que más en toda la categoría, además suma otra portería a cero, la tercera para el meta portugués André Ferreira. Los granadinos salieron muy activos y en un error de salide del filial amarillo cuando apenas se llevaban veinte segundos de juego, Callejón filtro un gran pase que Uzuni, el gran protagonista de hoy, definió de maravilla. Se puso por tanto muy de cara el encuentro. Tan solo diez minutos después, de nuevo el albanés apareció en el ataque rojiblanco para conseguir un penalti más que dudoso, algo que no le importó a Myrto para colar el balón en la portería contraria desde los once metros. Desde este momento el Granada se relajó al ver que tenía el partido controlado, algo que no gustó a Karanka, como él mismo reconoció en la rueda de prensa posterior al partido.

Cuando esta excesiva tranquilidad más se pudo apreciar fue en los primeros minutos de la segunda parte. Aunque los grogets no acaban de crear un peligro real, poco a poco se acercaban a la portería local y el Granada no estaba tan cómodo como en otras fases del partido. Ya en el minuto 78, Callejón -que realizó un gran partido gracias a sus pases y movimientos- consiguió otra pena máxima, esta vez sí más clara. Como se suele decir: «no hay dos sin tres» y Uzuni fue el encargado de disparar, con acierto para conseguir así su primer hat trick con la camiseta del Granada. Además, el atacante se coloca como «Pichichi» de la Segunda división con cuatro tantos.

Prácticamente durante todo el choque, el Granada fue superior al Villarreal B sin desplegar un juego excelente. Gracias a esta superioridad, Karanka pudo rotar a algunos de sus futbolistas y gozaron de minutos Meseguer, Soro, Petrovic, Silva y Rochina -sus primeros minutos en esta temporada. De esta manera, el conjunto rojiblanco acabará la jornada en lo más alto de la clasificación al ser el único equipo con tres victorias en sus tres primeros partidos. A pesar de este dato, lo más importante son las sensaciones que transmite el equipo de Karanka con apenas varios partidos disputados. Sin contar aún con un juego excelso y sin sacar toda la calidad de sus futbolistas, el Granada sigue ganando con superioridad, gracias al trabajo, la eficacia y el orden defensivo.

▷ Leer  Aitor Karanka: "Podríamos haber disputado el partido ayer, como tocaba"