Carlos Neva en un partido de la pasada temporada, ante el Valencia. Foto: Pepe Villoslada / GCF

El canterano volvió a entrar en una convocatoria del Granada el pasado jueves, tras más de seis meses fuera de los terrenos de juego.

Tras un inicio de temporada un tanto irregular en lo deportivo y bastante negativo en cuanto a lesiones -el Granada sale a jugador tocado o lesionado por partido prácticamente-, llega una de las noticias más importantes de la temporada. El gaditano Neva ha vuelto a ser convocado para un partido de liga desde que se lesionase en marzo en el partido que los rojiblancos ganaron por 2-3 frente al también descendido Alavés.

No obstante, esta convocatoria se presenta como una recompensa para el lateral por parte de Karanka. Ambos eran conscientes de que Carlos no está aún disponible para jugar, pero, como dijo el técnico tras el encuentro, si alguien se merece estar convocado es Neva. Es cierto que aún el técnico no ha podido contar con él, prácticamente ni en los entranemientos -en las sesiones grupales no lleva siquiera un mes-. Aún así, el vasco sabe perfectamente lo importante que es el lateral para el equipo, el club y la afición. Siempre ha estado presente en los entrenamientos del equipo, aunque solo fuese para ver a sus compañeros y que se notase su compromiso. El del Puerto de Santa María lo tiene todo para pasar muchos años en Granada y convertirse en capitán y jugador icónico del club. Debutó hace ya tres años con una buena actuación ante el Barcelona, habiendo pasado primero por el filial nazarí. Diego Martínez fue el encargado de hacerlo debutar y fue siempre su lateral titular, al igual que con Robert Moreno, Rubén Torrecilla y probablemente con Karanka si no hubiese tenido aquella horrible lesión.

Futbolísticamente no es menor la importancia de Neva. En este curso el lateral izquierdo no es una posición que esté mal cubierta, pero, si Carlos vuelve con su antiguo nivel, él elevará el nivel y será el titular cuando vuelva a coger el ritmo de competición. Quini cumple pero se le notan las carencias de jugar a pierna cambiada, especialmente en zona de tres cuartos para adelante. El otro lateral zurdo, Silva, va cogiendo ritmo pero es algo que le está costando debido a las molestias y al haber estado mucho tiempo sin jugar. Sin duda, es una gran noticia, pero hay que tener paciencia y no tomar riesgos con el defensor. Una recaída podría ser algo fatal para su carrera y más vale seguir esperando a que esté en plena forma y Neva vuelva a ser ese carrilero incansable y luchador que defendía con todo la camiseta. Algo que hace estar orgullosos a los aficionados de que el gaditano defienda la elástica rojiblanca.

▷ Leer  Paco López: "Queremos darle continuidad a un trabajo excelente"